POSEIDÓN, el lobo marino que afecta la especie humana

Este es un lobo marino que varó, a finales del año pasado, en la costa del sur de Lima. Venía de las Islas Galápagos y su hallazgo tiene repercusiones para la especie marina y humana.

  • Oriana Lerner / Fotos: ORCA PERU
  • 12/02/2016
  • 672

Esta historia empieza el 18 de agosto del 2015, cuando Poseidón, un lobo marino de las Islas Galápagos, Ecuador, es encontrado muy herido en la costa peruana, exactamente en la playa Punta Rocas, a 45 kilómetros de Lima. Es un macho adulto, de unos 1.50 metros y 44 kilos de peso, pertenece a la especie Arctocephalus galapagoensis – la más pequeña de los lobos marinos del mundo y en mayor peligro de extinción -. Está muy mal herido, con golpes en la cara y espalda. Lo que preocupa, además de su estadio físico, es la razón por la que ha llegado hasta ahí: el aumento en la temperatura del mar, que en esos momentos oscila entre los 23 y 25 grados, las señales más claras de la inminente aparición del Fenómeno de Él Niño.


Quienes lo encontraron, son voluntarios de la ONG ORCA, dedicada a la investigación, rescate y rehabilitación de especies marinas. Ellos hicieron un gran descubrimiento en el año 2010: la existencia de la primera y única colonia continental de 37 lobos marinos de las Islas Galápagos que se encuentran fuera de Ecuador, ubicada en las costas de Paita (en la Isla Foca para ser precisos), al norte de Perú, y quienes migraron con la corriente de agua caliente a consecuencia del cambio climático “Poseidón ha llegado hasta las costas limeñas nadando por sí solo desde el cálido norte ecuatoriano en busca de alimento (calamares, mariscos y peces de agua caliente), pero al quedarse sin alimento y en aguas más frías al sur de Lima, se ha visto obligado a acercarse a los botes de pescadores artesanales, lo que lo expuso a ser golpeado. Su presencia es un indicador de la llegada de la corriente de ‘El Niño’”, comenta el Dr. Carlos Yaipen-Llanos, Director de Ciencias & Bienestar Animal de ORCA.

Poseidón tiene golpes en el lado izquierdo del rostro y el hombro derecho, las heridas están infectadas y además se encuentra débil, deshidratado y perdido. Permaneció en cuidados intensivos por dos semanas y tuvo que ser operado dos veces. Hay que tener en cuenta que Poseidón tiene un comportamiento distinto a otros lobos marinos, es un animal nocturno y necesita una alimentación asistida y dieta a base de calamar; además de baños en una piscina salinizada todos los días, pues su doble pelaje produce una grasa especial que debe mantenerse mojada para que no se enferme. Se espera que luego de su recuperación sea liberado al mar, junto a la colonia de su misma especie en Paita, Piura. Debemos tener en cuenta que esta especie es considerada en peligro de extinción y es protegida a nivel mundial. Por ello, urge regresarlo a su hábitat sano y salvo, para asegurar el futuro de la especie, sobre todo frente a los efectos del cambio climático.


Triste final Los pronósticos positivos fueron diluyéndose con el pasar del tiempo y la lenta recuperación de Poseidón. Nada se pudo hacer con las heridas gravemente infectadas, lo que le trajo como consecuencia exponerse al virus del Distemper. “Este es uno de los virus más letales del mundo animal y sabemos que aumentan las infecciones cuando hay altas temperaturas en el ambiente. A diferencia de la versión del virus que afecta a perros, donde los signos son progresivos, en los lobos marinos el virus afecta directamente el sistema nervioso. Sin embargo, existe un tiempo de incubación previa que varia entre especies, lo que lo hace pasar inadvertido en el lobo marino pero cuando aparecen los signos resulta fulminante”, dice el Dr. Carlos Yaipén-Llanos. Tres semanas después de ser diagnosticado con distemper, Poseidón falleció. Fue el 30 de octubre del 2015. Con su sistema inmune seriamente comprometido por sus heridas, la causa estuvo relacionada a la infección viral causando un daño cerebral avanzado que le hizo perder el control de su capacidad respiratoria, ya que los lobos marinos respiran voluntariamente, produciéndole como consecuencia un paro cardio-respiratorio repentino. Reflejo de la realidad La historia de Poseidón toma mayor importancia en estos tiempos, donde el cambio climático y el calentamiento de los mares trae consecuencias graves y esta siendo tratado con más detalle e importancia. Durante el mes de agosto del 2015, la red Earth Journalism Network (EJN), realizó un taller en Viña del Mar, Chile, para tratar temas sobre cambio climático, conservación marina y medio ambiente. Muy relevantes, sobre todo para quienes se preguntan qué importancia tiene informar sobre los océanos y qué consecuencias trae para el ser humano la historia de Poseidón. La respuesta es clara: el cambio climático causado por el hombre está ejerciendo presión sobre el medio ambiente, afectando altamente al océano. Uno de los sistemas alimenticios más dinámicos del planeta, si tomamos en cuenta que, alrededor de mil millones de personas dependen del pescado como fuente principal de proteínas. Los distintos países del mundo capturan, en conjunto, unos 90 millones de toneladas métricas anuales de pescado y marisco salvaje de los océanos, lo que significa que la cantidad que se extrae del mar cada año equivale en peso a la población humana de China*. ¿Qué sucedería si, gracias al cambio climático, las especies empiezan a desaparecer? La aparición del Fenómeno del Niño es un síntoma que aquello está sucediendo y es preocupante. Debemos saber que el ascenso continuado y significativo de las temperaturas marinas tendrá profundas repercusiones, como cambiar los patrones migratorios de los peces y las especies que alimentan de ellos.

Imagen de google
Que la historia de Poseidón sea utilizada como una reflexión acerca de los malos hábitos del ser humano, de como estos pueden impactar negativamente en el ecosistema del que todos somos parte. Y, a pesar de su fallecimiento, su vida está honrada a través de la investigación que realizará la ONG ORCA, sobre los efectos de esta enfermedad en la especie, buscando soluciones y tratamiento para que otros lobos marinos puedan vivir. *Fuente Earth Journalism Network (EJN)

Compartir en:


Olas Perú

Olas Perú

Somos un medio web que tiene la responsabilidad de mantener informados a nuestros usuarios con lo último del acontecer en el surf a nivel local y nivel internacional. Para ello gestionamos publicaciones interesantes acompañadas de fotos y videos con la intención de informar lo mejor posible y con atractivo visual cada detalle relevante que ocurra en el deporte del surf.


Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter