El Coronavirus, otro motivo más para estar en la playa

Las playas y actividades anexas como defensas naturales a la enfermedad.

  • Hans Firbas
  • Archivo
  • 14/03/2020
  • 12124
Escuela de tabla Olas Perú

La manipulación en las comunicaciones es cosa de todos los días. Mientras se dedican a asustar en vez de informar con ética y corrección a la población, al unísono escuchamos, leemos o vemos consejos, pero hasta este momento, uno de los mejores tratamientos que tenemos contra el coronavirus en Perú no lo damos a conocer masivamente.

Gúbio Soares es un científico brasileño que fue aplaudido en todo el mundo por haber identificado el virus del Zika, que en 2015 afectó a Brasil y se propagó por varios países de la región. Este experto inventó hace pocos días un dispositivo llamado Real Timer, que redujo de 48 a solo 3 horas el tiempo necesario para diagnosticar el coronavirus. Soares se mostró optimista. “Todos los casos de coronavirus serán controlados”, aseveró. Estamos refiriéndonos a un genio. En tres horas señores, mientras el gobierno habla de 24.

“El coronavirus en los jóvenes no causa la muerte, causará una fuerte gripe. El peligro es cuando tienes una población, como la del norte de Italia, bastante vieja. Entonces, estas personas tienen una mayor probabilidad de morir, ya que son ancianos y su sistema inmunitario no los defiende”.

En invierno, el virus permanece con vida más tiempo en el aire porque está protegido por el frío. Por eso el gran problemón en Europa. Temperaturas cercanas al punto de congelación. En los laboratorios de todo el mundo, todos los virus estudiados permanecen en congeladoras para mantenerlos despiertos. Cuando el virus es expuesto al calor se muere y simplemente ya no puede enfermar a nadie.

En Perú el pánico ha sido exagerado e innecesario. Grandes responsables ya sabemos quiénes son y ni siquiera me molestaré en señalarlos. El coronavirus no podrá sobrevivir en el calor porque este llega a las proteínas que protegen el material genético del virus. Por ejemplo, un estornudo en la playa de una persona cerca de ti: las posibilidades de ser contagiado son casi cero. El bicho no resiste más de tres o cuatro minutos en la playa con fuerte sol.

“El coronavirus (COVID-19) es una enfermedad como cualquier otra. Tengo más miedo al Dengue y al Zika. El virus del Dengue hoy es mucho más peligroso. Tenemos un brote nuevo en Salvador de Bahía que causa lesiones en los jóvenes, incluso las personas no pueden moverse. Hay mujeres embarazadas que terminan pasando su mal, a través de la sangre a su bebé. Estas enfermedades son mucho más graves que la gripe o el coronavirus.”

Las playas en la costa peruana superan los tres mil kilómetros. Solamente en Lima tenemos innumerables de ellas a poquísimos minutos, inclusive del centro de la ciudad. Su agua, su brisa, su arena y el sol juegan un papel importante en esta lucha contra el coronavirus. Ni siquiera el sector turismo del gobierno y la sociedad particular CANATUR, que lloran desgracias, no reaccionan por ignorancia e incapacidad de los responsables. Ojo, viene Semana Santa.

Ir a la playa te hace sentir bien y esto no es casual. Existen distintos estudios científicos que relacionan la brisa marina, la arena y el agua del mar con beneficios para nuestro cuerpo y nuestra mente. El ritmo de las olas y los suaves sonidos que producen al romper contra la arena también influyen en nuestros ritmos internos y nos proporcionan una sensación de paz y un efecto calmante.

No es de extrañar que sea una de las pistas más usadas en los recopilatorios de sonidos naturales para ayudarnos a relajarnos. En este punto quiero ser muy claro. El estrés es un factor fundamental en el debilitamiento de tus defensas, de tu inmunología. Otro punto a favor, relajado en la playa, baja tu estrés y no disminuye la protección natural de tu propio cuerpo.

El potasio y la sal del agua

El agua del mar contiene sal y potasio, dos elementos que -según una investigación de la Escuela de Medicina de Japón- ayudan a mejorar y aceleran el proceso de curación de las pieles dañadas por problemas como la dermatitis. El agua de mar tiene propiedades antisépticas y puede reducir una infección asociada con el eczema. También puede ayudar a curar la piel”. 

Las personas estudiosas saben que el potasio es un mineral elemental en nuestro organismo, debido a que realiza funciones básicas como la regulación del agua dentro y fuera de las células. Esta ocupación la realiza conjuntamente con el sodio. Su función más importante es el correcto crecimiento del organismo y aumenta de sobre manera tu mecanismo de defensa ante enfermedades, en este caso una coraza frente al corona.

La arena

Además de ser un exfoliante natural que ayuda a eliminar las células muertas de la piel, es una de las mejores superficies para caminar y practicar ejercicio. Andar descalzos por la arena estimula las terminaciones nerviosas y fortalece los músculos de nuestros pies. De hecho, en un estudio centrado en correr y caminar sobre la arena, los investigadores descubrieron que caminar sobre la arena tiene un “efecto profundo en la energía y la mecánica de nuestra locomoción”.

En el caso del coronavirus, estar en la arena es como estar envuelto con un escudo protector contra esta gripe. El virus no soportará ese intenso calor y la arena tiene temperatura más elevada que el aire. Otro motivo para cambiar el chip y no decirles a nuestros hijos que se queden en casa jugando en Internet o viendo televisión. Pésimo si dejan de practicar deporte, otro defensor natural contra muchísimos males.

La brisa

Distintas investigaciones apuntan a que disfrutar del aire fresco de los mares y los océanos nos ayuda a respirar mejor y a relajar la mente. Aún más, al encontrarnos en un lugar abierto e imposible de encontrar otro más ventilado –salvo los bosques-, nos aumenta el puntaje a favor de nosotros y contra el virus. El viento se lleva rápidamente ‘el bicho’. El presidente de la Sociedad Torácica Americana, Thomas W. Ferkol, explicó en una entrevista al diario The Wall Street Journal que existen evidencias científicas para creer que el aire salado de las zonas costeras ayuda a mejorar nuestra respiración. 

De hecho, un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, en el que se analizaba la capacidad pulmonar de personas con enfermedades respiratorias, ha concluido que aquellos que respiran brisa marina tienen mejor la mucosa, la capacidad y la función de los pulmones y tosen menos. Y seguimos goleando al coronavirus. La natación y el surf son deportes de lujo, de excelencia, al ser no solamente practicados en condiciones de aire puro, sino que aumenta la capacidad de nuestros pulmones.

¿A qué voy? Los pacientes que sean curados probablemente puedan perder hasta el 30% de su capacidad pulmonar, aunque no está aún comprobado. Si practica el surf y la natación marítima, sus pulmones están muy ventilados, sanos y si por esas cosas de la vida usted se enferma y luego al sanar, qué importa que se reduzca un poco esa capacidad, ya que sus pulmones se encuentran al cien por ciento sanos.

Por otro lado, el aire marino está lleno de iones de hidrógeno negativos, que son partículas que mejoran nuestra capacidad para absorber el oxígeno, según las investigaciones de Michael Terman, profesor de psicología clínica de la Universidad de Columbia. Además, estos iones negativos tienen la capacidad de aumentar los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, que nos ayudan a reducir el estrés y la ansiedad.

El sol

A pesar que es necesario e importante protegerse frente a los riesgos a la exposición solar, tomar el sol con moderación puede reportarnos varios beneficios. Aporta a nuestro cuerpo vitamina D, que es esencial para la absorción de calcio y tener unos huesos fuertes. Tan sólo 10 minutos de exposición al día nos puede proporcionar nuestra dosis diaria.

Tomar el sol produce un aumento de endorfinas -hormonas que ayudan atenuar el dolor y producen sensación de bienestar- la posible prevención de enfermedades autoinmunes. ¿Qué más les puedo escribir? No aconsejar a los niños, jóvenes y adultos que practiquen la natación y el surf en estos graves momentos por los que atravesamos es ser ignorante o malintencionado.

Hans-Peter Firbas.

Compartir en:


Olas Perú

Olas Perú

Somos un medio web que tiene la responsabilidad de mantener informados a nuestros usuarios con lo último del acontecer en el surf a nivel local y nivel internacional. Para ello gestionamos publicaciones interesantes acompañadas de fotos y videos con la intención de informar lo mejor posible y con atractivo visual cada detalle relevante que ocurra en el deporte del surf.


Promo boz abril
Surf travel
La Milonga del Santito

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter