Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Mira nuestros videos en YouTube Síguenos en Instagram
Nuestra Historia [ más noticias ]  

Testimonios: El Gordo Barreda - "La tabla lo ha sido todo en mi vida"

Autor: Óscar Tramontana Figallo / Transcripción: Karina Figallo
Publicado el: 29/04/2004

Para muchos, Sergio Barreda ha sido el mejor tablista peruano de todos los tiempos. Cariñosamente conocido con el nombre de “El Gordo”, Sergio nació el 30 de abril de 1951 en Miraflores y tuvo una vida completamente dedicada al arte de surcar olas, hasta que falleció hace dos años corriendo olas en su adorada rompiente de Cerro Azul. Descubridor de Cabo Blanco, creador de las legendarias tablas Gordo Barreda y creador del equipo del mismo nombre, Sergio llegó a ser dos veces campeón nacional de tabla, y representó al Perú en varios Campeonatos Mundiales.

El siguiente Testimonio es parte de una entrevista realizada en el 2001 en su acogedor taller de Miraflores, y es una clara muestra de la pasión de un tablista que dedicó toda su vida al deporte más hermoso de todos. Para ustedes, las palabras del inolvidable Gordo Barreda.

¿Cómo fue tu primer contacto con la tabla hawaiana?
Recuerdo que yo iba a las playas de abajo, Makaha en Miraflores, a los Baños de Miraflores y también con mi mamá (Sonia Barreda) corríamos tablita chica y veíamos a algunas personas que corrían tabla y desde que los vi correr me puse las pilas y poco a poco empecé a pedir tablas prestadas y empecé a meterme al mar... eso fue a más o menos a partir de 1959 o 1960, pero ya en 1960 prácticamente lo hacía seguido, ya tenía mi gente que me prestaba tabla, me sentaba a esperarlos y apenas salían, me prestaban su tabla y me metía al mar con una sonrisa de oreja a oreja. Apenas tenía 8 años.

¿Recuerdas quiénes eran las personas que te prestaban sus tablas?
Si los primeros que prestaban tabla eran Carlos Velarde y Germán Merino y más o menos hacia el año de 1961 ya pude comprarme mi primera tabla.

¿Y esa tabla era nacional o importada?
Mi primera tabla era una tabla nacional de marca Orihuela.

Claro, José Orihuela ¿él fue uno de los primeros en hacer tablas en el Perú, no?
Sí , fue el primero, ya había algunos que habían hecho tablas de madera pero él ya las hacía con tecnología avanzada, era más serio en su trabajo.

Y en esa época ¿qué medida de tabla usabas tú, una 9`6?
Sí, una 9`6 o una 9`8, pero cuando me prestaban tablas -sobre todo el doctor Merino, que me prestaba la suya casi permanentemente-, la usé casi un año, era de madera y ésa sí que medía más de 10 pies y pesaba cualquier cantidad, hasta que mi mamá me compró una tabla que, bueno, para nosotros eran bastantes caras, pero ella se las arregló para conseguirla porque veía que teníamos futuro en este deporte.

¿Qué tanto ha influido tu madre, doña Sonia, en tu carrera como tablista?
Muchísimo. En esa época las clases en el colegio eran por la mañana y después por la tarde: terminabas a las 12 y empezabas de nuevo a las 2 pm, y como yo estaba en el Champagnat, mi mamá me recogía con la tabla al mediodía para llevarme abajo, luego corría una hora y media, tomaba mi almuerzo y subíamos de nuevo.

Y tu hermano, el Flaco Barreda... ¿crees que fue un gran acompañante?
Por supuesto, a la mayoría de gente le gustaban más las olas chicas y el Flaco era un maestro en ola chica. Durante los primeros 5 años corríamos Makaha, Waikiki y la Reventazón de Miraflores. Luego descubrieron Kon Tiki y esa fue la única playa de ola grande por un buen espacio de tiempo.

¿Y en esos días todavía no corrías en Cerro Azul?
No, solo Reventazón y Kon Tiki.

¿Y cómo vino lo de Cerro Azul?
Yo no estoy muy seguro pero creo que John Severson y descubrió Cerro Azul y ya después mi mamá llegó a Cerro Azul y se enamoró de ese lugar, por eso una de las primeras casas que hubo en Cerro Azul fue la de mi mamá, la que existe hasta ahorita.

¿Qué es lo que más recuerdas de personas como Héctor Velarde?
Héctor era buenísima gente y un gran tablista, era súper aficionado a la tabla súper alegre y fiestero.

¿Eduardo Arena?
A mi modo de ver, Eduardo es una de las personas a las que toda la tabla mundial le debe muchísimo, porque durante más de 10 años se dedicó a promocionar la tabla de tal manera que hizo los mejores campeonatos que han existido en el Perú, y también se dedicó a desarrollar la tabla tal una manera que sin lugar a dudas se convirtió en la persona que más aportes le dio al deporte, no solo en el Perú sino a nivel mundial.

¿Felipe Pomar?
Un gran tablista, súper aficionado a la tabla, muy sano y corredor de olas grandes nato.

¿Pancho Aramburú?
También buenísima gente, gran pionero de la tabla; tanto él como un grupo reducido de personas junto conmigo somos los que todavía nos metemos a la playa a Punta Rocas y recordamos tiempos como si estuviéramos en el 64 o 65.

¿Cuáles son tus playas favoritas del Perú?
Si no hubiera gente, La Herradura cuando se pone bueno, pero también Punta Rocas, Peñascal y Cabo blanco

¿Y las derechas de Cerro Azul?
También, pero últimamente no se está poniendo... pero cuando se pone es una de las mejores olas peruanas.

¿Y del mundo en qué playas has tenido tus mejores experiencias?
Las playas del mundo que más me han gustado son las de Hawai y las de Puerto Rico.

¿Y cómo fueron tus primeros viajes?
Bueno, Eduardo Arena formó un grupo de personas interesadas en el deporte y conseguía todo tipo de auspicios, pasajes, hoteles, inscripciones en campeonatos internacionales. Sí, gracias a Eduardo Arena y a la comisión que formó pude conocer California, Hawai, México, Puerto Rico y Australia.

Cuéntanos un poco sobre el Primer Campeonato Mundial de 1965, ¿cuantos años tenías?
Tenia 14 años pero me habían elegido para la selección porque corría más o menos bien en ola chica y estaba corriendo Punta Rocas normal y bien, pero el día del Campeonato Mundial se vino una crecida gigantesca y el que era encargado de las series, como me vio muy chiquito, me dijo que no podría entrar a correr. Ahora pienso que tuve suerte, porque nunca habíamos visto olas tan grandes reventando en Punta Rocas hasta ese día.

¿Es cierto que Peter Troy, uno de los más grandes tablistas de todos los tiempos estuvo viviendo en tu casa?
Sí, estuvo mucho tiempo en mi casa, y que yo sepa, ha sido el primer tablista que viajaba por todo el mundo en busca de olas. Era un verdadero trotamundos.

¿Y cómo era Peter Troy?
Era una persona buenísima, bien romántico y apasionado por la tabla.

¿Y en qué época se hospedó en tu casa?
Fue mas o menos en 19662, en la época en la que él mismo descubrió la playa Triángulo, en Chorrillos, pero Peter también corría las olas de Barranquito.

También se corría en la frontera del Regatas con Pescadores, ¿no?
Sí, y luego vino Punta Rocas que se descubrió en 1964. Ese día yo estaba ahí estaba ahí, había un campeonato en Kon Tiki y Rafael “Mota” Navarro se metió a correr Punta Roca con Peter Troy. Al principio se llamaba Punta Roca y luego le añadieron la “s”.

¿Y es verdad que normalmente en Punta Rocas se corría por las mañanas y en las tardes se dedicaban a parchar las tablas?
Sí, es que antes se buscaban playas de arena, El Silencio era una playa muy visitada por los tablistas porque tenía arena.

¿Y todavía no corrían en La Isla de Punta Hermosa?
Eso fue después, primero empezamos corriendo en Kon Tiki, luego pasamos a Punta Roca y El Silencio, y algún tiempo después los más avezados empezaron a correr olas en La Isla.

Tú estuviste presente cuando Felipe Pomar ganó el Primer Campeonato Mundial en Punta Rocas, ¿puedes contarnos cómo fue eso?
Claro, fue un día excepcional, con olas por encima de los 4 metros. Y bueno, en esa época ganaba el que corría la ola más grande y Felipe tomó una ola de más de 5 metros.

Y Nat Young hizo más maniobras que Pomar pero no ganó ¿verdad?
Es que era también la forma de correr y cómo agarraban la ola mas grande.

Después del campeonato en el que no pudiste participar porque el mar estaba muy grande hubo el siguiente campeonato mundial que fue en el 66...
Sí, el siguiente Campeonato Mundial fue en San Diego en 1966, ahí fuimos con todos los equipos de las grandes potencias de la tabla mundial pero, como siempre, tuvimos que enfrentarnos al eterno problema de que en esos campeonatos se corren en olas de orilla y nosotros los peruanos estamos acostumbrados a correr olas de fondo, entonces siempre que íbamos a los campeonatos encontrábamos olas completamente diferentes a las que queríamos encontrar. Ahora los chibolos sí se está entrenando para ese tipo de olas, pero anteriormente no, donde está la Reventazón era una playa totalmente relajada, Cerro Azul también.

Y en ese mundial que ganó Nat Young en San Diego las olas estaban bien pequeñas ¿no?
Sí, estaban demasiado chicas.

¿Cómo les fue a ustedes en el mundial, porque eran bien jóvenes, no?
No nos fue bien.

¿Recuerdas alguna buena anécdota de todos esos campeonatos mundiales?
Bueno yo estaba completamente alucinado, tenía 15 años y era mi primer mundial y había unos corredores increíbles y aparte, una de las cosas que más me gustaron fue ir a Hawai porque estaba en California, a un paso, llegué a Hawai en el año 66 y habían 5 personas y todos eran conocidos, y una anécdota es que me fui a una playa y ni siquiera encontraba el point porque no había ninguna ola reventando en el inside, Rocky Point cero también, se ponía crowd los fines de semana y en la tarde cuando salían los chiquillos del colegio.

Y en 1968 ya eras el campeón nacional...
Si en el 68 era campeón nacional por primera vez.

Y en ese nacional que corriste quiénes quedaron segundo y tercero, ¿lo recuerdas?
No mucho, segundo estoy casi seguro que Óscar Malpartida que dó segundo. En el 68 , 69 y 70 quedé yo primero y segundo Malpartida, hasta que él gano en 1971.

Y en 1968 fuiste al Mundial de Puerto Rico siendo campeón nacional ¿como fue eso?
Me fue regular, pasé varias series, llegué a semifinales pero nunca pude llegar a la final

Me contabas que en el 66 usaban tablas de 9`5... ¿Y en el 68 qué medidas de tabla utilizaban?
Estaba la medida intermedia, no eran como ahora 6`6 ni nada por el estilo, pero tampoco eran tablas de 8 `4, las maniobras cambiaron y la quilla también, se achicó, se hizo más delgada, ese Mundial del 68 fue el Mundial de los grandes cambios.

¿Entonces en Puerto Rico lo que más te impresionó fue la innovación de las tablas de surfing?
Claro, había tablas entre 8`4 o 8 pies, muy delgadas y todo, había un cambio y de ahí en el 69 fue revolucionando en todo sentido

¿Y en 1968 también corriste el Duke Kahanamoku?
No, todavía, el Duke lo corrí en 1969.

Y 1969 fue un año revolucionario...
Sí, fue un año lleno de cambios en todos los aspectos del deporte, fue el año del buen gusto, todo cambiaba, la moda, la música, los peinados, la forma de la tabla, los chicos se iban de viaje, se revelaban, agarraban sus mochilas y simplemente se iban en busca de olas.

¿Y eso fue de la mano con el deporte de la tabla?
Claro, 1969 fue un año maravilloso.

¿Y ese mismo año llegaste a participar en tu primer Duke Kahanamoku?
Así es.

¿Cómo llegaste a esa instancia? ¿Por ser campeón nacional o por una invitación que te enviaron?
Bueno, primero porque era el campeón nacional y después porque me invitaron ,el Duke Kahanamoku era un campeonato sumamente importante y siempre trataban de reclutar a los mejores del mundo.

¿Y en ese campeonato tú fuiste el único peruano que participó?
No, porque también estuvo Felipe Pomar.

¿Y nadie más?
¿Otro peruano? No

¿Y cómo te fue en ese campeonato?
Pasé todas las eliminatorias, llegué a las finales y salí por la mitad más o menos.

¿No recuerdas en qué puesto quedaste?
Tercero o cuarto.

¿Y en ese campeonato te ubicaste mejor que Felipe Pomar o no?
Salí delante de Pomar.

¿Y luego regresaste al Perú?
De ahí regrese a Perú para seguir corriendo tabla, hasta que volví a ser Campeón Nacional en 1970.

¿En ese año volviste a correr el Duke Kahanamoku o ya no?
No, ya no, hubo problemas económicos como de costumbre.

La gente habla mucho del estilo del Gordo Barreda ¿Por qué crees que eso sucede? ¿cómo definirías tu estilo?
Mira, Óscar, por lo general todos los tablistas -hasta que me tocó a mi ser campeón nacional- corrían con el estilo antiguo de ola grande, o sea diferenciaban la ola grande de la chica, es decir, corrían la ola grande de una forma y la ola chica de otra forma. Entre 1968 y 1969 fueron épocas de grandes cambios, entonces se pasó el estilo de correr olas chicas a la forma de correr olas grandes: ésa fue la gran diferencia, las maniobras de las olas chicas se trasladaron a las olas grandes. Sí, muchos apreciaban el estilo de la persona y eso era muy cotizado en esa época.

¿Qué me dirías del Chino Malpartida?
Ha sido uno de mis mejores amigos desde que comencé a correr tabla, era mi pataza, un gran tablista y gran deportista, un caballerazo.

Y siguiendo con el tema de los campeonatos mundiales, llegamos al Mundial de Australia en 1970 ¿Cómo fue eso, Sergio?
Después de lo de Puerto Rico viajé a Australia, la cosa se puso extremadamente radical, porque las tablas ya se habían achicado hasta un pie mas, ya no pasaban de los 7 pies y hasta creo que se equivocaron porque se fueron al polo opuesto, me refiero a que corrían con tablas de 6 pies y las olas eran grandes y no estaban como para tablas de 6 pies, tanto es así que el que ganó era el único que estaba con tabla 7`2 –la más grande del Mundial- y ganó el Campeonato gracias a esa tabla, pues los demás estaban con tablas de 6 pies, máximo de 6`2, se pusieron demasiado extremistas, o sea, ¿tablas de 6 pies para correr olas de 2 metros?, nada que ver pues.

¿Y tu con qué tabla estabas?
Yo estaba con un colchón, una camotito, y no era tampoco pues, nos fuimos para el otro extremo.

Así que el más atinado fue el que ganó ¿Y en Australia como fue la participación del equipo peruano?
Nada, nadie destacó, normalmente nunca hemos salido bien en los mundiales, solo cuando Felipe Pomar ganó en 1965. Después ya vino un Campeonato en California en el 72, después el Chino Malpartida ganó un campeonato internacional, avanzamos sí, pero no había muy buenos resultados porque estar bien es llegar a la final.

¿Cuáles crees que fueron tus mejores sesiones?
Tuve días de Sunset en verdad impresionantes, en Puerto Rico también...

¿De qué tamaño?
Grandes, sensacionales, agua caliente, igualito a Sunset, cuando descubrimos Cabo Blanco nos hemos quedado callados los 5 primeros años.

¿Es verdad la historia de que tu fuiste el primero en correr Cabo Blanco?
No sé si haya sido el primero, pero yo bajé porque tenía una Camper y dije, “pucha este sitio es maravilloso”, pasaron 5 minutos y se vino una serie y las olas entraron increíbles y me metí a correr y entonces siempre entraba ahí y me quedaba y la barajaba porque me tenia que ir a Mancora .

¿Y como nacen las tablas Gordo Barreda?
Bueno en un comienzo yo empecé a trabajar con Aldo y David fabricando tablas...

¿Pero ya antes hacían tablas José Orihuela?
Si, recién empiezo yo a trabajar. De ahí me fui a trabajar a Villa, que era una fabrica de tablas gigantescas, después de eso ya me di cuenta que eso era lo que yo quería hacer pero tampoco entre tanta gente pues no alcanzaba ni para los cigarros.

¿De qué año estamos hablando?
Del 67 o del 68, por ahí...

¿Pero también en esa época estaban las tablas de Malachowski , no?
Si, ya habían varios fabricantes, inclusive Whilar y otros, yo te estoy diciendo cómo llego el Gordo Barreda a hacer tablas, y como te dije, me fui a Villa y allí estuve un montón de tiempo, pero lo que mas me ayudó fue hacer las tablas para Magoo.

¿Y quiénes hacían las tablas?
Las hacíamos entre varios, incluso yo empecé como quillero, que era la parte más difícil del cuerpo de la tabla, incluso fue con una mentira blanca porque Gustavo Reátegui había pedido tablas y yo dije que Gustavo me había dicho que venga de frente a shapear acá, entonces me puse a hacer un huevo de tablas, y cuando llegó Gustavo yo ya había hecho como 30 tablas, y me dijeron “ ya, quedas”, por eso le agradezco mucho a Gustavo y de ahí me quedé trabajando un par de años y en el 72 exactamente empecé a hacer mis propias tablas.

¿Y cómo nace la iniciativa de formar el Equipo del Gordo Barreda?
Primero porque me vacilaba y además para hacer marketing porque me gustaba promocionarme; por ejemplo yo me he encontrado con Magoo de la Rosa y con Chalo Espejo, no cuando eran campeones sino cuando tenían 13 años, eran chiquillos, corrían tabla y cuando los mirabas te dabas cuenta de que ahí estaba el futuro del surfing peruano, entonces yo los jalaba, los llevaba a los paseos y por ejemplo a Cabo Blanco los llevaba caletamente sólo a ellos. Entre todas las tablas que les hice lo mejor de hecho fue lo espiritual, llegamos a ser 18 en el equipo, más que en una selección de fútbol.

¿Y en esa época a qué tablistas admirabas en el ámbito nacional e internacional?
En esa época los mejores tablistas para mí eran Magoo y Chalo Espejo.

¿Y entre los más veteranos?
Los extranjeros como Paul Strauch y Nat Jones, ellos han sido los pilares de mi estilo. Y después todos pensaban que era un flojo, pero lo cierto es que más o menos entre el 72 al 92, a lo largo de 20 años, mientras todo el mundo corría tabla, yo estaba en el techo de mi casa shapeando tablas, era una cosa bien calificada, hacía todo el cuerpo y lo hacía con paciencia, era la persona que más tablas hacía y pasaba de las 300 tablas al año fácil, y era muy diferente porque para llegar al tamaño de lo que es un foam ahora me demoraba una hora y media de lo que es ahora una pasadita y ya está la tabla hecha.

¿Y en esos años en el 72 o 73 fue la primera vez que vino Gerry Lopez?
Claro, un gran tablista, yo corría Punta Rocas con él, era un capazo, todos los buenos tablistas venían al Perú en esos días

¿Y cual es tu opinión de Joaquín Miró Quesada, llegaste a conocerlo a él desde muy chico?
Claro que lo conocí, él me recogía del Champagnat y me llevaba al a playa, él fue el primero que me llevo a Kon Tiki en su carro deportivo, era muy buena gente y sobre todo recontra aficionado a la tabla hawaiana, hay una parte que quizás nadie la haya mencionado, pero una de nuestras playas favoritas siempre fue Pico Alto. Joaquín nos iba a recoger del colegio y luego íbamos a la playa en pleno invierno, sin pita, ni siquiera existía el wetsuit y corríamos olas gigantescas, él era muy aficionado a las olas grandes.

¿Y crees que él también contribuyó mucho al desarrollo de la tabla en el Perú?
Sí, como te digo él era un fanático empedernido, cuando no estaba corriendo tabla estaba tomando fotos de tabla, o viendo revistas de tabla o viajando a un sitio donde se corría tabla.

¿Y como sentiste ese cambio de correr sin pita y después correr con pita?
Bueno la pita fue un cambio que favoreció a la tabla un montón, la verdad es que no me explico como pudimos ser tan brutos durante tantos años, porque antes todo el mundo veía Peñascal y era lindo y soñábamos con entrar, y no podíamos entrar los días en que se ponía perfecto porque sabíamos que a la primera caída perdías tu tabla y quedabas flotando, y a ver si recatabas tu tabla.

¿Y en el Mundial de Australia de 1970 ya había pita o todavía?
En Australia del 70 , a ver... por el 70 es que justamente comienza a aparecer la pita , pero no era como la de ahora si no era una soguilla no más, y me acuerdo que acá había un sudafricano que fue el primero que se agarró una soguilla y se metió a Punta Hermosa y todo el mundo le decía, qué loco, y la pita la insertaba en la quilla.

¿Y después para el campeonato de California del 72?
Ahí ya todo el mundo tenía pita.

¿Ahora crees que el cambio de gobierno en la época de Velasco haya influido en el deporte de la tabla?
No tanto el de Velasco, él nos fregó bastante porque pedía impuestos para todas las importaciones, y después con los otros gobiernos se fue mejorando y mejorando, pero definitivamente ahora con la globalización todo está mucho mejor.

¿Claro pero en esa época, desde el 68 hasta el 71?
Lo que pasa es que antes si tú querías correr tabla profesionalmente te traías una tabla de viaje, es la verdad , las nacionales eran buenas pero si tenías la oportunidad de comprarte una importada era siempre mejor, y ¿qué pasa ahora? Traerte forros y todo te sale más barato que en la época de Velasco. Y la resina y la tela estaban igual, entonces te comprabas la tabla y costaba un montón, y tenías que sacar licencias previas y todo para traer algo.

Gordo, te voy a mencionar algunas playas y me vas a dar una descripción de lo que opinas de ellas, ¿de acuerdo?
A ver...

¿Pico alto?
Cuando está bien es la mejor playa del Perú.

¿Punta Rocas?
Es una playa recontra divertida cuando está grande; hay días en que se pone buenísimo y definitivamente es la playa más constante de todas.

¿La Herradura?
Para mí era una playa excelente, desgraciadamente ha bajado un poco desde que hicieron esa absurda pista que no conduce a ningún sitio, pero todavía tiene unas olas excelentes.

¿Cómo influyó la tabla hawaiana en tu vida personal?
Bueno, influyó en todo porque que yo sepa todo lo que yo he tenido ha sido gracias a la tabla, empecé a ganar plata por los campeonatos y todo, inclusive tuve la primera tienda en Sudamérica y no me arrepiento porque la pasé demasiado bien y gané mucha experiencia. La tabla lo ha sido todo en mi vida.

¿Qué significa correr olas para Sergio Barreda?
Yo no se qué les pasará a los demás tablistas pero ya estoy por los 50 años y cuando me meto a correr olas me divierto más que cuando tenía 18 años.

¿Y crees que además de un deporte la tabla es un arte?
Es un deporte, es un arte, es un gusto, una cosa agradable y no sé porque me divierto tanto corriendo, el placer que me da cuando me meto una buena maniobra, me preocupo por mi propia satisfacción en el agua, porque la tabla es eso, satisfacción y vida.

 

Cámaras en vivo / Reporte del Mar
Punta Rocas | San Bartolo | Señoritas

 

  Índice

Últimas Noticias
Entrevistas
Artículos
Industria
Nuestra Historia
Tabla de Mareas
Reporte del Mar
  Multimedia

Galería de Fotos
Videos
Juegos
Wallpapers
  Ranking

Ranking Nacional
ALAS
ASP
  Calendarios

Campeonato Nacional
ALAS Tour
ASP Men WCT
ASP Men QS
ASP Big Wave
ASP Junior
ASP Longboard
ASP Specialty
ASP Women WCT
ASP Women QS
ASP Women Junior
ASP Women Longboard
  Directorio

Directorio de Playas
Directorio de Tiendas
Directorio de Shapers
Directorio de Hoteles
Directorio de Restaurantes
Destacados
Links

 

© 2002-2015 | desarrollado por media improvement