Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Mira nuestros videos en YouTube Síguenos en Instagram
Nuestra Historia [ más noticias ]  

Los “tableros” barranquinos de 1909

Autor: Óscar Tramontana Figallo
Publicado el: 26/11/2003

Si bien es cierto que Dogny impuso un modo de correr olas completamente diferente al practicado en nuestras costas a bordo de los caballitos de totora, también es cierto que, antes de su milagrosa aparición en el mar de Miraflores, los limeños habían desarrollado su propia forma de correr olas. Sería ingenuo pensar que aquí en el Perú, donde se empezó a surcar olas hace cinco mil años, el placer de disfrutar el oleaje del ondulado mar quedara en el olvido. Nada de eso, en un artículo publicado por El Comercio el domingo 28 de febrero de 1960, puede leerse:

“Los orígenes de esta actividad en el Perú pueden hallarse en lo que nuestros bañistas llaman “correr olas”. En este caso, no se empleaba tabla ni de sumar. Fue allá, por 1909, cuando el grupo formado por Alfonso y Alfredo “Tiburón” Granda Pezet, el viejo Buzzaglo, Celso Gamarra, el “Gringo” Schoeder y Alfonso Cillóniz, entre otros, resolvieron “correr olas” empleando un tablero de dibujo, frente a las playas de Barranco. Poco después, fueron reemplazados por tableros de mesa, y si el entusiasmo les hubiera durado un poco más, no hubiera quedado tabla alguna en Barranco sin pegarse su remojón”.


Si bien la breve crónica, de autor anónimo, desdeña el obvio precedente de los caballitos de totora, logra demostrar que en nuestro país llegó a practicarse una suerte de arte de correr olas, aunque con tablas que no eran las adecuadas, y tiene el valor de mencionar los nombres del grupo de palomillas veraniegos que hallaron en el acto de “correr olas” el mismo placer que llevó a Carlos Dogny y sus amigos a introducir la tabla en el Perú. La señora Sonia Barreda, madre de los campeones Carlos y Sergio, nos contó que ella recordaba haber visto cuando niña a esos muchachos bronceados corriendo las olas de la orilla en las playas de Barranco. Doña Sonia, quien nos deleitó con su grata conversación y sus maravillosos recuerdos en una agradable charla en su casa de Miraflores, escribió a su vez uno de los capítulos más memorables en la historia de la tabla peruana, ya que ella fue la primera mujer que tuvo el valor de practicar el novísimo deporte. Según sus propias palabras “cuando tenía 12 años, me compraba mi pedazo de madera y yo misma me hacía mi tabla para correr olas”.

La señora Barreda recuerda también haber visto a Dogny corriendo con su enorme tabla en Miraflores, pero confiesa que ella empezó a correr utilizando la nueva modalidad con la tabla de su hijo Sergio, el entrañable “Gordo” Barreda. La práctica de correr olas estaba bastante difundida en Barranco y en Miraflores (gracias a los expertos nadadores Javier y Jaime Bello) antes que llegara Dogny, y también la práctica de correr olas a pecho, costumbre que fuera eternizada por escritores como Mario Vargas Llosa en uno de sus mejores cuentos, Día domingo y por Alfredo Bryce Echenique en su memorable relato Baby Schiaffino.

 

Cámaras en vivo / Reporte del Mar
Punta Rocas | San Bartolo | Señoritas

 

  Índice

Últimas Noticias
Entrevistas
Artículos
Industria
Nuestra Historia
Tabla de Mareas
Reporte del Mar
  Multimedia

Galería de Fotos
Videos
Juegos
Wallpapers
  Ranking

Ranking Nacional
ALAS
ASP
  Calendarios

Campeonato Nacional
ALAS Tour
ASP Men WCT
ASP Men QS
ASP Big Wave
ASP Junior
ASP Longboard
ASP Specialty
ASP Women WCT
ASP Women QS
ASP Women Junior
ASP Women Longboard
  Directorio

Directorio de Playas
Directorio de Tiendas
Directorio de Shapers
Directorio de Hoteles
Directorio de Restaurantes
Destacados
Links

 

© 2002-2015 | desarrollado por media improvement