Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Mira nuestros videos en YouTube Síguenos en Instagram
Nuestra Historia [ más noticias ]  

Testimonios: Luis Pocho Caballero - Perú siempre ha sido una Potencia Mundial en la Historia de la Tabla

Autor: Óscar Tramontana Figallo / Transcripción: Karina Figallo
Publicado el: 08/07/2004

Luis “Pocho” Caballero es uno de los tablistas más importantes y representativos de la generación de los años 50. Junto a Eduardo Arena organizó los primeros campeonatos mundiales de tabla y disfrutó la década de oro del surfing peruano como socio del Club Waikiki.

El siguiente testimonio es una muestra de lo maravilloso que fueron esos días, cuando la tabla empezaba a afianzarse como uno de los principales deportes peruanos, cuando nuestras mejores playas eran descubiertas y cuando llegaban a nuestro país los mejores tablistas del mundo.

La evolución de las tablas pesadas de los años cuarenta a las tablas de madera balsa y foam en los años cincuenta es narrada con lujo de detalles por “Pocho” Caballero, junto a innumerables anécdotas que reflejan el esplendor que se vivió en la tabla peruana allá en los años cincuenta y sesenta.

¿Cual fue tu primer contacto con la tabla hawaiana?

Me cuesta recordar con exactitud, pero respecto a mi primer contacto con la tabla hawaiana fue en el año 56 por Pepe Navarro, era uno de mis mejores amigos y socios, entonces él me llevó al Club Waikiki y me inició en el arte de correr tabla hawaiana y tuve la suerte de entrar en una tabla y correr la primera ola que intenté agarrar y eso fue ya mágico, un bichito que me picó y bueno, ni hablar me hice socio del Club, fue toda una historia, fue el regalo de Pascua de mi familia, el hacerme socio de Waikiki, y en ese momento estaban recién las tablas grandes de madera que eran impresionantes.

¿En ese año había llegado ya George Downing al Perú?

Ya había llegado y había traído dos tablas de madera balsa desde Hawai.

Y aparte tenia quilla la suya, no?

Por supuesto.

Y con las que corrían ustedes no tenían quilla, ¿no?

No, eran totalmente diferentes, fue un cambio de deporte total, las tablas grandes se corrían, el tablista se paraba totalmente en la popa porque el peso tenía que ser contrarrestado sino la punta de la tabla se hundía, las cosas eran rectas, las tablas no tenían esa curvatura tipo esquife que tienen ahora.

¿Pero en esa época, con las tablas con las que corrías, eran como las que corrían los niños o era como las otras?

No, la primera fue con las más tradicionales, eran tan grandes que parecían unos botes, a los 16 años mi amigo me metió al fondo del mar de Waikiki, me dio todas las indicaciones, me dijo que me eche y que reme y la ola nos llevó a los dos, entonces él me dijo que me parara y me paré y bueno, la sensación fue increíble, una cosa totalmente maravillosa y después intenté volverme a parar y me caía, hasta que quedé agotado de los brazos, pero yo era muy terco.

Claro, los músculos aún no estaban bien desarrollados

Cierto, pero yo decidí que quería venir al día siguiente y entonces estuve una semana entera en el club Waikiki, además, según las reglas solo podías invitar a un amigo una vez al mes, como es hasta ahora, y bueno, como se acercaban las navidades ya era casi fin de año, mi familia me regaló una membresía en el Waikiki, club en el que soy socio hasta el día de hoy.

¿Quienes eran los principales personajes que hacían la vida del club, o los principales tablistas?

El que encabezó el grupo fue Carlos Dogny y gracias a él conocí a todos los que eran los capos de la tabla, Pancho Wiese, Eduardo Arena y Alfredo Granda, ellos ya habían competido y todo.

Ellos pertenecen a una generación antes que la tuya, ¿verdad?

Exacto, eran 10 años mayores que yo y lo fantástico del club era que no había esa distinción de edades, formabas parte del club y eras parte de esa familia al igual que todos estos tablistas y después también más o menos de mi generación estaba Herbert Mulanovich

¿Y Pancho Aramburú?

No, él vino después, pertenece a la generación que me sigue, tanto él como su hermano Carlos y el fallecido Joaquín Miroquesada.

¿Entonces podrías decir que empezaste a mediados de los 50?

Claro, yo soy de mediados del 50 para arriba, yo me integré a esta gran familia con mucho entusiasmo y habían solo dos lugares donde se corría tabla, en Waikiki de Miraflores y en Punta Hermosa estaba Kon Tiki, olas chicas en Miraflores y las olas grandes en Punta Hermosa y a pesar de que estuvieron las otras olas ahí no las veíamos como factibles, Punta Rocas pasó inadvertida para nosotros durante 10 años.

¿Y La Isla?

La Isla tampoco era como es ahora, entonces la rompiente se ha acomodado cuando la cierran entonces ahí sí se forma esa rompiente, las primeras playas que se descubren fue con la llegada de John Severson, quien fue el creador de la primera revista de tabla del mundo: la “Surfer Magazine” porque después sale “Surfing”, “Surfing Magazine”, y él había editado la primera revista en blanco y negro, incluso el formato de la revista en vertical era longitudinal y traía conjuntamente unas películas de Hawai.

¿Entonces gracias a él vinieron las primera películas de Hawai y California que les permitieron tener una visión mas amplia del deporte?

Claro, todos nos quedamos maravillados, cuando pasaron las películas estábamos todos los socios e hicimos una función especial, todos miramos la película como 10 veces y no nos cansamos, entonces empezamos a escuchar los nombres de estos tablistas californianos.

¿Recuerdas los nombres?

Por supuesto, por ejemplo de Hawai nos impresionó mucho Greg Noll, le decían “El Toro” porque que era un suicida ante nuestros ojos. Greg no era hawaiano sino californiano, pero siempre iba para allá, después el Patillo que era todo un personaje, al que le debemos el gran cambio de las tablas a madera balsa, comenzamos a importar las tablas y era difícil, había una situación difícil en que la madera balsa no era buena, la hembra era la buena no como la otra que era la chusca, incluso a la hora de lijarla no era lo mismo, la hembra era la mas liviana de color blanco, la otra era muy áspera.

¿Y cuando se empieza mas o menos a hacer ese tipo?

Más o menos a los mediados de los 50, pero eso no duró mucho porque descubrieron la tabla de foam y dentro de nuestros miembros en el club estaba el fallecido Alfredo Pallete, quien murió en un accidente aéreo, se cayó de un helicóptero, trabajaba con su padre haciendo carreteras y puentes por todo el país. Él trajo una remesa de 20 tablas.

¿Cuándo se produce el cambio de la madera balsa al foam?

A finales de los 50. La madera balsa sólo duró 3 o 4 años en el Perú, y el inconveniente de la madera balsa era que cuando se rompía el cerro que la recubría, el quiñe llegaba hasta la madera y la madera absorbía el agua como esponja, entonces se desbalanceaban las tablas y aparte se veían horribles, ya no era lo mismo, y por supuesto no había pita, por ahí me contaron , yo no lo presencié, que la primera pita fue un experimento que hizo Fortunato Quesada, él concibió la idea de la pita pero no era la pita de ahora sino simplemente una soguilla que la amarrabas atrás, en la argolla de bronce de la tabla, y de ahí la pita venía al tobillo. Pero resultó que en la primera caída de esta tabla que pesaba entre 40 y 60 kilos, el jalón mortal que hace te podía arrancar la pierna y se consideró peligroso, entonces nos olvidamos de la idea, que la pita no se creara en el Perú es porque no existían los materiales, y porque no lo permitía el peso de la tabla.

Bueno de lo que yo pude hablar con Fortunato Quesada, él me comentaba que sí inició eso, pero no tuvo el tiempo de patentarlo, ¿cierto?

Ah ,claro. Él era un hombre muy especial, era un inventor, tenía unas ideas increíbles, si no patentó la idea de la pita era porque resultaba peligroso, imagínate un jalón en una ola de Kon Tiki con esa tabla que pesaba 40 50 kilos, incluso las primera pitas que se inventaron no eran de ese material que hay hoy día sino eran como unas mangueritas

¿Como una driza?

Claro, y me acuerdo muy bien de que a un antiguo tablista socio del club, le jaló el tobillo y ahorcó la circulación y así hemos tenido ese tipo de experiencias.

Eran muchos los riesgos a los que ustedes se sometían para tratar de hacer evolucionar ell deporte, buscando ciertas formas de hacer que el surfing sea mas adecuado...

Tú sabes que ahora en el mundo entero todos los deportes tienen equipos para buscar la perfección, tú bien sabes que en ciertas playas de Estados Unidos te prohíben hacer tabla sin casco o chaleco. Bueno, la tabla ha ido evolucionando y se han encontrado materiales nuevos que no existían en esa época.

Pero desde ese punto de vista se podría decir que en esa época los tablistas pioneros eran mas heroicos que los actuales

Claro, no existía el wetsuit, corríamos a pelo todo el año

¿Y como hacían?

Ah compadre, no me puedo acordar cómo hacía yo mismo para soportar el frío

¿Combustible de entusiasmo?

Eso nada mas, eso era todo, y yo los primeros cinco años, cuando me inicié, no pare de ir a la playa un solo día, salía de colegio e iba a la playa; y después en la universidad igual, me metía en la mañana o en la tarde, lloviendo, la gente pasaba abrigada con bufandas por las calles y nosotros metidos en el mar, a pelo imagínate

Ahora, volviendo a los finales de los 50 con los cambios que trae la tabla de foam...

La única diferencia de esas tablas era el tamaño, la forma era igual, las tablas median de 9 pies para arriba, las formas eran idénticas, las quillas eran idénticas, los colores variaban y después eran de colores enteros y al llegar esas tablas, las miramos como algo raro, dijimos tablas plásticas, entonces por supuesto el primero en decir que le dieran una tabla fue Carlos Dogny, él entró a probarla y todos los veíamos desde el borde de la orilla, él corrió sus olas y cuando salió todos nos empezamos a pelear por las tablas, porque el salió y dijo que eran muy buenas, entonces volaron las tablas pues, después de 48 horas ya no habían tablas, luego viene el accidente de Alfredo Pallete que murió al caer de un helicóptero y había un vacío más o menos en los 60, entonces los que se apuntaron en esta primera remesa de tablas fueron los que tenían la tecnología de punta.

¿Esto facilitó que estos tablistas mejoraran a comparación al resto?

Por supuesto, las tablas empezaron a bajar de peso y por lo tanto te permitían mejores maniobras como la quebrada de la ola, el roller, ir y regresar de la ola, ir a la derecha y luego a la izquierda, subir y bajar, todas las enseñanzas que habíamos recibido. Y por ahí yo hice un viaje a California en busca de olas, viaje de carácter personal, fue increíble, era mi primer viaje a los Estados Unidos y encontrarme con todos estos personajes era como que me presentaran a actores de cine, entonces como habíamos conocido en Lima a John Severson, él era nuestro nexo, un día me invitaron n a correr a una famosa playa donde había un club privado de tabla, por el museo de California y fue una suerte para mí que me presentaran al creador de las tablas Hobby, entonces me presentan un caballero de Lima Perú, le digo gusto en conocerlo y bueno hablamos de que pensaba de que eran las únicas tablas de marca que se vendían acá y me dijo, a propósito mi representante no me ha vuelto a pedir tablas, y yo me quede mirándolo y le dije, pero Alfredo a fallecido. El tipo no sabía nada, entonces después de esa noticia pasamos el día juntos y después me dijo que quería hablar conmigo y me dijo “si no te importa me gustaría que me representes en Perú si no hay ningún problema” y yo le dije que me encantaría y desde ahí me convertí en un importador de tablas y comencé a traer ya tablas que comenzaron a evolucionar en formas y colorido, eran tablas ya muy bonitas con lindos diseños

¿Las primeras tablas que importaste, cómo eran?

Ya eran transparentes, ya tenían mas peso y tenían uno, dos o hasta cinco rieles, y ya venían con coloridos, podías diseñarlas a tu gusto pues mandaban unos moldes y tú los pintabas como querías y los mandabas por correo y te hacían la tabla exactamente a tu gusto. Entonces estuve muchos años trayendo tablas y después ya fui representante de Hobby y de Greg Noll, quien vino al Perú y estuvo alojado en mi casa, vino para un campeonato internacional y allí conoció a Felipe Pomar, y a partir de entonces Greg Noll empezó a traer sus tablas, muy buenas, todas para olas grandes, bien delgadás, atrás con punta, bien bonito el diseño.

¿Tú crees que se vieron ese tipo de tablas acá en el Perú?

No, Hobby ya las hacia pero el diseño de Greg Noll tenía mas impacto por lo mismo que él era un gran corredor de olas, Hobby no era conocido como tablista sino como fabricante, claro el corría olas, pero Hobby no hizo nombre como un tablista sino hizo nombre por sus productos además de eso Hobby fue el primero en sacar los skateboards de madera, que no eran como los de ahora. Y todo esto duró hasta el año 68 o 69 porque, además también llegaron algunos hawaianos o californianos que hicieron las primeras tablas aquí, o sea llegaron tablistas que eran shapers, entonces ya comienzan a hacerse las tablas acá y se prohíbe la importación. El problema era conseguir un buen foam, el todo de la tabla, los foams eran muy limitados en su tamaño, si querías una tabla más grande no podías, tenías que hacer maravillas para conseguir un foam adecuado, sobre todo esto, ya había gente aquí que comenzaba a producir, ya empezaron a aparecer las tablas, el Gordo Barreda también hizo muy buenas tablas que fue perfeccionando con su trabajo. Y de repente por ahí había uno que otro hawaiano o californiano que decidía venir a lima y pagarse su estadía sorteando tablas, entonces alquilaba un garaje y se hacía 20 o 30 tablas y las vendían y venían felices porque en el Perú ya se conocían muchas más playas, ya que cada vez se han ido conociendo más y más, en ese tiempos solo eran Waikiki y Kon Tiki, me acuerdo que el primero que nos lleva a correr a la Pampilla es un australiano que se llamaba Peter Troy, quien se quedó a vivir en el Perú por dos años.

¿Y es el mismo que corrió por primera vez Punta Rocas?

Es el mismo, pero primero se metió a la Pampilla. Así es, Peter parecía un peruano mas, además era muy especial, porque en esa época no se usaba el pelo largo, y este tenía pelo largo y era rubio entonces eso era un problema porque caminabas con el gringo y todo el mundo pensaba que estabas con enamorada y de pronto lo veían al pata. Ni los futbolistas usaban el pelo largo.

¿De que años estamos hablando mas o menos?

Estamos hablando del año 61 o 62, y Peter llego como representante, vino con otro australiano, y el otro se quedó solo algunos meses en el Perú -en Ica- y Peter se fue a la casa de los Barreda.

¿Y tu vivías en Miraflores?

Yo vivía en el malecón de Miraflores, frente al mar.

¿Bueno, y tú me comentabas el otro día que generalmente los australianos y los hawaianos eran trotamundos?

Los australianos especialmente eran muy trotamundos, estos tipos se metían un viaje desde allá que es el fin del mundo y se venían de mochileros y no les interesaba donde dormían, aquí conseguían siempre un sitio para dormir, porque nosotros los peruanos somos muy hospitalarios, por supuesto no solo a los australianos sino también a los californianos y hawaianos, entonces aquí se les hacía muy fácil hacer amistades, además el trato que les dábamos, tu veías a esa gente echada en playas y comían pescado crudo así vivían, eran aventureros, trotamundos, después me encontré con Peter Troy en California después de que él ya se fuera, y luego se fue a Australia y de ahí ya nunca más lo vi, incluso entre la gente que conocimos hay muchos que han fallecido, incluso por situaciones policiales. Después de esto se organizó el Primer Campeonato Mundial de Tabla, que ganó Felipe Pomar en un duelo a muerte con Nat Young en un mar enorme y perfecto, fue la coincidencia de que ese campeonato se realizara en uno de los mejores mares que he visto.

¿Y el supuesto primer campeonato mundial de Australia?

Ese campeonato no se considera valido porque no nos invitaron, dejaron de lado a muchos tablistas, no se incluyeron a todos los representantes del resto del planeta conocidos.

¿Por eso fue tan importante la participación de Eduardo Arena?

El Primer campeonato Mundial de Tabla se organizó en Perú gracias a Eduardo Arena, quine invitó a todas las federaciones de tabla del planeta. En Australia lo habían nombrado Presidente de la Federación Mundial de Tabla Hawaiana, y yo tuve la suerte de ser nombrado secretario de la Federación Mundial, entonces comenzamos a trabajar, nos reuníamos en una casa o en el club, éramos el país anfitrión, Eduardo fue un extraordinario presidente, hizo muchísimo por la tabla y además era un hombre que tenía muchísima simpatía y llegada, facilitó que se lograran hacer muchos campeonatos mundiales, y como yo contribuí en el sentido de que como yo ya había viajado a California y a Hawai y conocía gente me fue muy fácil obtener apoyo.

¿Cómo lograron organizar esos campeonatos mundiales?

Teníamos publicidad, además Perú se abrió al mundo de la tabla como un país de buenas playas, de buenas olas, una reputación excelente, teníamos muy buen eco, yo le hacía toda la correspondencia a Eduardo, es más, como ya había presenciado campeonatos, y cuando se enteraron en california que yo era el secretario de la Federación Mundial de Tabla, aumentaron mis amistades en un 70 por ciento porque sabían que de alguna manera yo estaba ahí para escoger a los mejorcitos e invitarlos con todos los gastos pagados, entonces fue muy gracioso, muy simpático. Para mí era como vivir un sueño, me llevaban de un sitio a otro, de playa en playa todo el mundo me saludaba, la pasé muy bien. El alcalde de San Diego me mandó una limusina al aeropuerto porque yo llegué antes que todos los peruanos a California para preparar la llegada de los peruanos a ese campeonato, el segundo, en el 66. Yo no lo podía creer, tenia vientitantos años y a los peruanos nos distinguieron de tal manera que fue increíble para nosotros. Eduardo Arena y Pancho Wiese eran los jefes de los jueces, nos dieron el mejor hotel, seis automóviles convertibles del año recién lanzados de todos los colores.

¿Entonces ustedes organizaron el campeonato?

Así es, era una cosa maravillosa ver nuestra bandera peruana, lamentablemente la ola más grande fue de 50 centímetros y todos fracasamos, el único que pudo hacer algo fue el Gordo Barreda, porque nos caíamos pues, estábamos acostumbrados a correr olas grandes. Íbamos nosotros en los buses especiales buscando donde reventaba una buena ola, pero máximo encontramos algo de 30 centímetros, al final se mejoró un poco ya con olas de 80 centímetros o un metro y en ese torneo ganó Nat Young. Felipe Pomar no asistió y felizmente no fue porque era un corredor innato de olas grandes.

¿Es cierto que en ese campeonato del 66 Nat Young se presentó con una tabla pequeña?

Claro, tienes razón, Óscar, todos íbamos con las tablas de peso convencional, el Perú fue equivocadísimo, nos mandamos a hacer tablas con Greg Noll, con colores de la bandera peruana, esas tablas eran inconvenientes para ese mar y eso era todo, de repente Nat Young llegó en uno de esos carros económicos a la playa, por supuesto todo el mundo esperaba su llegada, puesto que él ya era todo un personaje en el mundo de la tabla y no veíamos que tuviera ninguna tabla en el techo del carro, como todos nuestros carros que tenían el rack y las tablas encima del techo. El tipo llegó, bajó del carro y punto, dio la vuelta, abrió la puerta del copiloto y sacó una tabla que media seis pies, no podíamos creerlo, además que rompía las olas, ese día hizo maravillas.

¿Y esa tabla era de su propia invención?

Sí, tengo entendido que él fue uno de los diseñadores. Entonces Nat Young introdujo esta revolución. Además nosotros con olas tan chicas no podíamos ni pararnos, nos caíamos, las olas no tenían fuerza, pero él hizo maravillas, cosas que no podíamos hacer nosotros con esas tablas. Después aparecieron las tablas con las quillas achicadas y viene las de dos quillas, tres quillas y hasta de cinco quillas había, habían unas también con quillas desmontables, las ponías a tu gusto, más adelante o más atrás dependiendo de cómo te convenía. Después ya empezaron a exagerar, las querían bajar a 5 pies, y ya para remar era malo, no agarrabas las olas, ya no te divertías, resultaba incomodísimo, en vez de salir y correr 15, 20 olas corrías 5, si no estabas en el point no agarrabas nada.

Después de San Diego vino el campeonato de Puerto Rico... ¿Consideras que el equipo peruano estaba más preparados?

Mira, una gran diferencia que encuentro entre los tablistas peruanos y los tablistasde Hawai, Australia y California es lo que se refiere a la vanguardia de los shapes y los diseños de las tablas, después que el tablista de esos países son muchachos que solamente hacen tabla, y que de alguna manera trabajan en una panadería, son griferos, son muchachos que les interesa conseguir el alimento de todos los días pero seguir corriendo olas, entonces tienen una preparación mucho más fuerte y mas rigurosa, además que tienen mares mas grandes de olas mejor formadas y sitios mas difíciles, entonces el tablista peruano tiene su casa el colegio la universidad y tu hobby es la tabla, entonces hay un momento en el que tú tienes que pensar en tu futuro y en una de esas llegas a abandonar la tabla, allá en el surfing tienes otras metas, te profesionalizas tienes premios en dólares altos tienes un reconocimiento te pagan, te dan fama, acá no, acá los chicos que han hecho algo empresarial son los fabricantes de tabla, en cambio allá todo te lleva a eso si vendes ropa si fabricas tabla, todo eso es un gran mercado que acá no existe.

¿Durante cuanto tiempo estuviste de secretario de la federación mundial?

4 años.

¿Y en esos 4 años que estuviste al cargo, ingresó por primera vez el equipo brasilero?

No, vinieron como cosa rara dos uruguayos, Javier Gonzáles y otro, que eran dos íntimos amigos que los conocí por correspondencia a través de la dirección que aparecía en la revista “Surfer Magazine” entonces nos hicimos amigos de carta durante dos años y se vienen los dos.

¿Para el campeonato del 65?

Si, vienen franceses, se quedan sorprendidos por que no pudieron competir, no entraron se quedaron en la playa, también vienen de Miami, mandaron a su fenómeno, un chico muy bueno, pero tampoco estaban acostumbrados a ese tipo de olas. Yo he estado en Miami me conozco todo eso, conozco Carolina, Virginia, he corrido olas muy bonitas, lo raro de esto, o sea la anécdota que te puedo contar es que como el sol nace en el horizonte, vas muy temprano y las olas son como de papel porque cuando se levantan a través del agua ves el sol, las ves transparentes, entonces te parece que el tablista esta en el aire y son lindas, formaditas, con el tubo redondito, ellos vienen acá y se encuentran con la olas gordas que se chorrea y después empuja y viene el gran revolcón, acá si te caes te da siete vueltas.

La anécdota que queríamos que nos cuentes es dentro de este proceso de expandir el mapa de playas a nivel mundial, tú juegas un papel fundamental para esto ¿no?

Fundamental... Yo era un gran entusiasta, tenia el tiempo y tenia la juventud de ese momento, y un día con Jhon Severson decidimos salir de surfari y fuimos de Lima a Chincha, mi primer surfari y ahí se descubren dos playas, Cerro Azul, en un día chico pero olas perfectas, estábamos Rafael Navarro, Wantan Risso, Gustavo Tode, estaban los Aramburú, estaba yo y por supuesto Jhon Severson que iba fotografiando y filmando, y de regreso paramos en Cerro Azul pero no se veía de la carretera la playa, alguien dijo que entremos por ese caminito que al fondo hay una playa, y entramos, antes era con dos muelles, y cuando perdías las tablas se destrozaban entonces corrías con un miedo por tus tablas, comenzamos a hacer camping a Cerro Azul, empezamos a hacer grupos muy amenos.

¿Mas o menos en el 60 descubren Cerro Azul?

Entre el 60 y 61, esa es la primera playa y la otra es mas allá de Cerro Azul o sea regresando de Cerro Azul a Lima encontramos Pasamayito, linda playita, hasta ahora nadie le da bola, era linda con arenita y todo.

Ahora yo recuerdo una canción de los Beach Boys, Surfin´ Safari en la que mencionaban Cerro Azul...

Yo a los Beach Boys los escuché por primera vez en un viaje a California, por primera vez cuando no eran nadie, en un bar y mira lo que son hoy día.

Pero dicen que en la canción donde mencionan cerro azul es porque Jhon Severson les cuenta sobre esta, no?

Claro, eran de la costa del sur de California, era su zona. Por ejemplo acá en Perú los tablistas nos reuníamos en un lugar que se llamaba el Ed´s Bar.

¿El que sale en los primeros libros de Bryce?

Exacto, era un sitio maravilloso, toda la gente era tablista éramos básicamente los dueños y nos poníamos a contar las olas que habíamos corrido en el día, todos hablaban de eso, y entonces en este bar si tu llegabas a las 9 veías a 6 o 7 y a las 12 ya éramos unos 20 o 30, todos hablando sobre tabla, nos subíamos encima de las mesas a demostrarnos como ponías el pie, como hacías la maniobra, y al día siguiente ya estábamos preparados para correr más olas.

¿Como te sentiste al escuchar la canción que hablaba de Cerro Azul?

Bueno ya te puedes imaginar, todos esos discos los tengo, yo viajaba seguido entonces me traía las ultimas novedades e iba a mi casa para escuchar lo ultimo de la música, las novedades.

California era lo que marcaba en la moda, en la época ¿no?

Claro.

Pocho quisiera hacerte algunas preguntas de respuesta corta, ¿Quiénes son los tablistas peruanos que mas influyeronen tu carrera como tablista?

Realmente Héctor Velarde, mi hermano Carlos, Wantan Risso, Augusto Mulanovich, Gustavo Tobe y posteriormente Felipe Pomar, Pancho y Eduardo Wiese que eran los padres de la tabla.

¿Cuál consideras, mirando al pasado, que fue tu mejor sesión?

Esta fue increíble, un domingo se me ocurrió pasar el día en familia, tenia un primo hermano que también hacia tabla, entonces con mi familia nos fuimos a Pasamayito a pasar el día y era el día perfecto, las olas estaban más o menos de metro 80 una tras otra, no había nada de viento, el agua tibiecita, entre a las 9 y salí a las 7 de la noche, corrimos casi 10 horas seguidas, el mar perfecto, era de película.

¿Qué es lo que la tabla te ha dado en la vida?

Todo, la tabla lo ha sido todo en mi vida.

Muchas gracias por la entrevista, Pocho, espero verte por la playa un día de estos.

De todas maneras, Óscar, pero eso sí, tendrás que correr sin pita para que veas lo que es bueno...

Lo intentaré.

 

Cámaras en vivo / Reporte del Mar
Punta Rocas | Señoritas | San Bartolo

 

  Índice

Últimas Noticias
Entrevistas
Artículos
Industria
Nuestra Historia
Tabla de Mareas
Reporte del Mar
  Multimedia

Galería de Fotos
Videos
Juegos
Wallpapers
  Ranking

Ranking Nacional
ALAS
ASP
  Calendarios

Campeonato Nacional
ALAS Tour
ASP Men WCT
ASP Men QS
ASP Big Wave
ASP Junior
ASP Longboard
ASP Specialty
ASP Women WCT
ASP Women QS
ASP Women Junior
ASP Women Longboard
  Directorio

Directorio de Playas
Directorio de Tiendas
Directorio de Shapers
Directorio de Hoteles
Directorio de Restaurantes
Destacados
Links

 

© 2002-2015 | desarrollado por media improvement