Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Mira nuestros videos en YouTube Síguenos en Instagram
Entrevistas  

Felipe Pomar: El Primer Campeón Mundial de Surf de la Historia
02/Feb/2008 - Autor: Óscar Tramontana Figallo / Fotos: Larry Gehrke, Arsen Brzostek & Archivo Personal de Felipe Pomar

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Kauai 2008 - Foto de Larry Gehrke

Hace años que vive en Hawai y es uno de los tablistas de renombre mundial más importantes de todos los tiempos. Aventurero, amante de la tabla, excelente amigo y deportista cabal, Felipe Pomar, nuestro campeón mundial de tabla, nació en Miraflores en el año de 1943. Sus padres fueron don Felipe Pomar Tenaud y doña Carmela Rospigliosi Quimper, quienes lo inscribieron en el colegio Markham, donde estudió primaria y secundaria para luego culminar una carrera en el Church College of Hawai. Desde muy pequeño manifestó interés por la tabla y cuando tenía apenas 14 años conoció a Pitty Block, quien lo inició en 1958 en el deporte que cambiaría para siempre su vida, convirtiéndose en una de las principales razones de su existencia.

Esta Entrevista fue iniciada en 1999 y culminada en Enero del 2008, gracias a un diálogo muy intensa y emocionante a través del cual el Primer Campeón Mundial de Surf, el peruano Felipe Pomar, reveló los detalles más interesantes de su vida como tablista, como Campeón Mundial y como investigador sobre los orígenes del arte de surcar olas.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Kauai 2008 - Foto de Larry Gehrke

Leyendo sus declaraciones, uno puede conocer cómo es la vida de un tablista perfecto, aquel que vive compenetrado con el mar y ha convertido a la tabla en su propia filosofía de vida.

Las declaraciones exclusivas de Felipe, el Primer Campeón Mundial de Tabla, son una primicia que nos enorgullecemos de ofrecerte, ya que son un homenaje a los Días de Oro de la Tabla Peruana, y un ejemplo inigualable para todos los tablistas del mundo.

Con ustedes, el Primer Campeón Mundial de Surf de la Historia, el Peruano Felipe Pomar.

Hola Felipe ¿Qué es lo más extrañas del Perú?

La gente, las olas y la comida.

Cuéntame quiénes fueron los tablistas que más te motivaron en tus inicios.

Definitivamente Pitty Block, quien me enseño a correr tabla. Pero también destacaría, como fuentes de inspiración, a Joaquín Miro Quesada, Pancho Wiese, Pocho Caballero, el inolvidable Carlos Dogny y Eduardo Arena, quien organizó los mejores campeonatos mundiales de todos los tiempos.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Peñascal

¿Cómo fueron esos primeros años, qué tabla usabas, con quiénes corrías y en qué playas?

Cuando Pitty me llevó al Waikiki para aprender a correr olas conocí a Joaquín Miró Quesada, quien tenía aproximadamente mi misma edad. Ambos queríamos aprender y comenzamos a correr olas en cada oportunidad que se nos presentaba. Pitty me fabricó mi primera tabla de madera balsa en su fábrica. Al poco tiempo de comenzar conocí a Pancho Wiesse, quien estaba casado con Pina Miró Quesada, la hermana de Joaquín. Pancho fue el primero en llevarnos a correr Ola Grande en Kon Tiki. Eso nos encantó a ambos (a Joaquín y a mí); de allí en adelante siempre tratábamos de convencer a Pancho para ir a Kon Tiki. Pancho era en esa época Campeón Nacional de Ola Grande, así que no era necesario insistir mucho, y tarde o temprano partíamos juntos rumbo a Kon Tiki. En esa época por lo general corríamos solos. Nadie más en el agua. Otros campeones de Ola Grande en esa época fueron Pitty Block, Eduardo Arena, Dennis Gonzáles y Alfredo “Pecho” Granda.

¿Cómo fue que empezaste a destacar en el deporte del Surf?

Joaquín y yo comenzamos a correr casi a diario (teníamos como 14 años). Cuando acabó el verano los demás tablistas normalmente dejaban de correr hasta el próximo verano. Joaquín y yo seguíamos entrando al mar en invierno, sin wetsuits, ya que en esa época no se conocían. Hacíamos mucho ejercicio, corríamos después para tener mucho calor y nos metíamos al agua sudando para durar lo más posible adentro. Recuerdo que estando luego en el agua, azules de tanto frío, Joaquín me decía: “Imagínate que estás en el Sahara, muriéndote de calor”. Correr olas todo el año y hacer mucho ejercicio, además de la tabla, nos dio un excelente estado físico. Eso, más la pasión por la tabla nos permitió a ambos destacar, pues Joaquín también ganó muchos campeonatos y llegó a ser Campeón Nacional.

¿Qué playas eran las que más te gustaba correr en esos días? ¿Por qué?

Kon Tiki, porque era muy emocionante, cada sesión era una aventura; la Pampilla, porque era muy divertida, Joaquín y yo fuimos los primeros en correrla, por un tiempo fue como nuestra playa secreta; y Triángulo, porque era una ola muy limpia y perfecta.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Peñascal

Cuéntanos cómo obtuviste el Campeonato Mundial de 1965. ¿Cuáles fueron tus impresiones? ¿Qué sentiste? ¿Qué es lo que más recuerdas de esos días?

En el verano de 1965, cuando se llevó a cabo el Primer Campeonato Mundial de Tabla, Punta Rocas era una rompiente relativamente nueva. Unas semanas antes del Mundial se hizo un campeonato en Kon Tiki para elegir a los tablistas que representarían al Perú en el Mundial. Yo tuve la suerte de obtener el primer puesto y creo recordar que Peter Troy, que habia pedidido participar, consiguió el segundo puesto. El día del campeonato amaneció con mar grande y con mucha neblina. Era imposible ver las olas pero se escuchaba con gran volumen un constante rugido. Cuando levantó la neblina todos quedamos impresionados con el gran tamaño de las olas. El mar grande favoreció a los tablistas acostumbrados a Ola Grande, y yo estaba entre ellos pues ya tenía dos años de experiencia corriendo en Hawai.

Recuerdo haber sido el único peruano en la Final, y también recuerdo que estaba diciéndome a mí mismo: “Con llegar a la Final ya quedaste bien; ahora busca olas más grande y arriesga todo. Nadie ha entrenado más, nadie se ha sacrificado más, nadie se lo merece más que tú”.

Recuerdo también que estuve a punto de ahogarme por no soltar la tabla (ese campeonato se corrió sin pita) en un revolcón corriendo hacia la izquierda. Saliendo del mar después de la final muchas personas bajaron del cerro y me dijeron: “¡Ganaste, ganaste!”. Yo no les creí hasta que anunciaron los resultados y entonces me cargaron en hombros. Fue un momento muy especial y emocionante para mí.

¿Consideras que ganar el primer Campeonato Mundial de Tabla fue una gran aventura de tu vida?

Efectivamente, fue una gran aventura por varias razones. Por el tamaño del mar durante la competencia; por el hecho de convertirme en el Primer Campeón Mundial Oficial de la Historia; por la categoría y cantidad de competidores; por la calidad de la organización, mérito de el Sr. Eduardo Arena, Primer Presidente de La “International Surfing Federation”. Y especialmente por el resultado, que fue una grata sorpresa para todos, incluso para mí.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Peñascal

¿Cómo te sientes por el hecho de ser el primer campeón mundial de tabla de la historia?

Me siento muy afortunado y feliz de haber llegado a lo más alto en el deporte que me apasiona. Con el título también vinieron responsabilidades, pues al regresar a Hawai con el título de campeón mundial tuve que esforzarme constantemente para probar en las olas grandes que lo merecía.

¿Cómo ha influido la tabla en tu vida?

La tabla ha sido la mayor influencia en mi vida. Considero que tengo muchísima suerte de haber encontrado un deporte que me apasione y me haga feliz. Fue por la tabla que viajé a Hawai. Es por la tabla que vivo en Hawai. Y es gracias a la tabla que llevo una vida muy sana. Esto me permite tener muy buena salud y seguir corriendo olas, teniendo cada día nuevas aventuras en el mar.

¿Cuál es tu opinión de Carlos Dogny Larco como iniciador del deporte en el Perú?

Carlos Dogny Larco es indiscutiblemente el padre de nuestro deporte en el Perú. Yo tuve la suerte de conocerlo y desarrollar una amistad que duró muchos años. Fue una persona de gran mundo. Tuvo una vida maravillosa. Dio la vuelta al mundo 19 veces, siempre siguiendo el verano y el sol. Como fundador del Club Waikiki tuvo una gran influencia positiva en muchas personas, yo incluido.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Peñascal

Cuéntanos de Joaquín “Shigi” Miró Quesada, Miguel Plaza, Héctor Velarde y los demás tablistas destacados de tu generación.

Joaquín “Shigi” Miro Quesada tenía una real y verdadera pasión por la tabla. Por su amor y dedicación a la tabla mereció ser campeón mundial también. “Shigi” fue un gran amante de la tabla y debe ser recordado pues además de gran tablista, y Campeón Nacional, fue quien impulsó a la próxima generación. “Shigi” arriesgó su vida en una  gran aventura en el North Shore de Hawai. Desgraciadamente la suerte no lo acompañó. “Shigi” murió corriendo olas en Pipeline, una de las olas más difíciles y peligrosas de Hawai. Murió a una edad temprana, y por lo tanto nunca sabremos a lo que pudo llegar. Joaquín murió en su ley, corriendo olas en el lugar más peligroso de Hawai, Pipeline. Yo lo extraño mucho porque era como mi hermano. Joaquín "Shigi " Miró Quesada merece ser recordado por su valiosa contribución a nuestro deporte, y en mi opinión debería de existir un evento conmemorativo con su nombre.

Mi generación aprendió a correr Ola Grande de la generación de Pancho Wiese, Eduardo Arena, Dennis Gonzales, Pitti Block y “Pecho” Granda. Ellos fueron los Campeones de  Kon Tiki y nos enseñaron  a correr  “las azules”.

A Miguel Plaza lo conocí muy poco durante mis años en el Perú. Fue después estando en Hawai cuando pude conocerlo mejor. Miguel ha tenido una larga y exitosa carrera deportiva. Hasta hace poco ha tenido grandes éxitos en competencias internacionales.

Los mejores tablistas de mi generación fueron los hermanos Velarde, Carlos y Héctor.

Héctor Velarde fue mi profesor durante varios años. Un gran atleta, gran tablista, gran deportista, gran campeón, igual que su hermano Carlos Velarde.

Héctor y Carlos estaban estudiando en los Estados Unidos entre los años de 1958 a 1961. Joaquín y yo éramos jóvenes tablistas que estábamos ganando la mayoría de los campeonatos en su ausencia. Ellos eran unos años mayores y tenían más experiencia, pues ya habían corrido en Hawai. Además ambos tenían un físico impresionante y en mi opinión eran los mejores tablistas del Perú en ese momento. Joaquín y yo teníamos como 17 o 18 años cuando ellos regresaron al Perú, e inmediatamente nos hicimos amigos. Yo admiraba la habilidad de ambos y aprendí mucho de ellos, además de compartir recuerdos memorables y lindos momentos.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Peñascal

Entre 1961 y 1963, Héctor Velarde en mi opinión era el tablista más completo y avezado en el Perú. Nosotros éramos como hermanos: Carlos, Héctor, Joaquín y yo. Héctor era mi hermano mayor y posiblemente la persona que más influyó en mis decisiones en esa época. Joaquín era como mi hermano menor y Carlos el hermano mayor de Héctor. Carlos ya trabajaba en esa época, así que los tres que se dedicaban libremente a la tabla éramos Héctor, nuestro “Kahuna”, y Joaquín y yo que éramos como sus discípulos.

Son muchos los grandes tablistas que destacaron en mi época. Desgraciadamente no puedo darles a todos el respeto que se merecen. Ellos saben quiénes son. A los que tengo necesidad de mencionar es a Pitty Block, por iniciarme en la tabla y ofrecerme su amistad. A Pancho Wiese, por enseñarnos a correr olas grandes. A Eduardo Arena, por su ejemplo y apoyo. Los hermanos Lobos, por las lindas épocas que hemos compartido. A Rafel “Mota” Navarro, “Pocho” Caballero, Raúl Risso y muchos de los amigos con quienes compartí días y olas memorables.

¿Cuáles eran las maniobras más usuales en los sesenta?

Durante la primera mitad de los sesenta no se hacían muchas maniobras. En ola chica era correr en la punta de la tabla, y en ola grande era salir, pasar la espuma sin que la ola te tumbe. Yo considero que el “bottom turn” que aprendí de un gran tablista y amigo hawaiano, Kealoha Kaio, me ayudó a ganar el Campeonato Mundial

¿Con qué tabla corriste en el Primer Mundial de Surf?

El Campeonato Mundial lo gané con una Greg Noll de 10 pies y 4 pulgadas, “Semi Gun”.

¿Recuerdas alguna situación de peligro que hayas vivido corriendo olas?

Situaciones de peligro corriendo olas en Hawai las tienes cada semana durante la temporada de olas, que dura cinco meses. Algunas veces las tienes dos veces al día. Imagínense con tantos años corriendo en Hawai las historias que les podría contar. Sin embargo, la aventura más memorable fue la que nos sucedió a Pitty Block y a mí cuando entramos a correr olas en Punta Hermosa minutos después del terremoto de 1974.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Peñascal

El terremoto duró como dos minutos y nosotros entramos a la Isla en Punta Hermosa con la idea de correr lo que venga. No contamos con la posibilidad de que el mar se retiraría y nos arrastraría mar adentro, como en realidad sucedió. Después de pasar momentos realmente aterradores logramos cruzar la bahía y agarrar cada uno una ola, de esas que llaman “Tsunami”.

Cuéntanos un poco de tus últimas investigaciones relacionadas al Caballito de Totora.

Es importantísimo que los peruanos conozcamos nuestra historia en lo que se refiere al Caballito de Totora.

No cabe duda alguna que los antiguos peruanos estaban corriendo olas antes que los tahitianos y que los hawaianos. Conversaciones con el gran aventurero y científico Thor Heyerdahl y lecturas de la Historia Marítima del Perú me han convencido de ello. De acuerdo a la Historia Marítima del Perú (Tomo II, Volumen 2) los antiguos Peruanos vienen utilizando sus Caballitos de Totora por aproximadamente 4000 años. (Descubrimientos arqueológicos recientes aumentan su antigüedad).

Hace unos años, después de visitar Huanchaco, quedé realmente impresionado por la similitud entre el Caballito de Totora y la tabla. Al ver a los pescadores entrar a la playa corriendo olas comprobé que allí están los orígenes de nuestro deporte.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Peñascal

El Caballito de Totora se construía de distintos tamaños y variados diseños. Algunos se utilizaban principalmente para la pesca. Otros eran exclusivamente para el deporte y la diversión. Todos fueron diseñados exclusivamente para ingresar al mar y correr olas. El Caballito de Totora es pues el implemento más antiguo en el mundo diseñado para correr olas.

Thor Heyerdahl afirmó que nuestros antepasados gozaban tanto como nosotros al correr sus Caballitos de Totora en las constantes  olas de nuestro litoral. A los Peruanos nos corresponde conocer, valorar y preservar al Caballito de Totora como el primer implemento en el mundo diseñado y creado para correr o surcar olas. Nos corresponde también compartir su historia para que algún día el Mundo conozca al Caballito de Totora y a los primeros corredores de olas.

¿Cómo percibes el crecimiento del Perú como potencia en el panorama del surfing mundial?

Durante mi última visita al Peru (entre Abril y Mayo del 2007) quedé francamente impresionado al ver el alto nivel de los tablistas Peruanos. Nuestro potencial es enorme y mejora a medida que la industria nacional apoye a los nuevos valores de nuestro deporte.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar

En esta Entrevista estamos publicando una foto tuya donde apareces corriendo una ola descomunal en Waimea, ¿nos puedes contar algo de esa playa en especial?

Aunque parezca mentira, esa foto fue tomada en un día relativamente chico. El día grande fue el día anterior. Desgraciadamente las fotos del día grande salieron borrosas por el “spray” que dejaban las olas en el aire por el gran tamaño del mar. Waimea es una playa muy especial. Cada entrada a Waimea es una Gran Aventura.

Hace poco se cumplieron 5 años del inesperado adiós del Gordo Barreda, ¿qué recuerdos guardas de él y de los mejores surfers de tu generación?

Al Gordo Barreda lo conocí poco debido a nuestra diferencia de edad. Cuando yo salí del Perú rumbo a Hawai el Gordo tendría 12 años. Conocí más a su mamá, la Sra. Sonia Barreda. Luego más adelante vi correr al Gordo. Corría olas muy, muy bien, y tenía un lindo estilo. En cierta época los hermanos Barreda fueron los mejores tablistas en el Perú. El Gordo en ola grande y el Flaco en ola chica.

¿Qué consejos le podrías dar a las nuevas generaciones de tablistas peruanos para que sigan sacando adelante el nombre del Perú a través de su surfing?

Sinceros consejos de un tablista con más de medio siglo de experiencia:
Valoren su salud. Aprendan todo lo que puedan sobre alimentación, ejercicio y salud.
Desarrollen buenas y sanas costumbres.
Aléjense de las malas costumbres y de las malas influencias.
Aprecia y cultiva tus verdaderas amistades.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar

Encuentra otra pasión además de la tabla. La tabla es un maravilloso y apasionante deporte. Y puede llegar a convertirse en  una envidiable forma de vida. Pero es necesario buscar un balance en la vida. Eso significa encontrar la manera de también ser productivo y contribuir a la comunidad.

Como tablista, lo más alto sería aspirar a desarrollar todas tus habilidades al máximo. De esta manera podrás ser un campeón en tu deporte y en tu vida. Ganes el campeonato, o no lo ganes. Contento estarás sabiendo que diste todo lo que puedes dar.

Organiza bien tu vida y cuida de tu salud. Así podrás tener una linda y larga vida con innumerables aventuras en el mar.

Eduardo Arena ha sido sin duda uno de los personajes más importantes en el desarrollo del surfing moderno, pero muy pocos peruanos lo saben y por ello les resulta imposible valorar su aporte ¿Qué anécdotas y recuerdos tienes del gran Eduardo Arena y de toda la comunidad tablista peruana de tu generación?

Mi gran amigo Pitti Block (en 1956 o 1957) me llevó al club Waikiki cuando yo tenía aproximadamente 14 años. Los miembros eran todos tablistas y un grupo de gente realmente admirable. Tuve la suerte de conocer y establecer amistad con Carlos Dogny, Pancho Wiese, Eduardo Arena, Carlos Rey Lama, “Kichi” Mulanovich (abuelo de Sofía), “Pocho” Caballero y muchos amigos más.

Eduardo Arena es en gran Señor en todo sentido. Campeón de Ola Grande. Ingeniero. Primer Presidente de la Primera Asociación Internacional de Tabla. La “International Surfing Federation”. Organizador del Primer Campeonato Mundial de Tabla que se realizó en la historia (y de varios más). Eduardo Arena además de todo fue un gran deportista. Gran nadador y un verdadero “Monstruo” jugando Paleta Hawaiana. Eduardo Arena debe de ser recordado y reconocido como el Padre (y el principal organizador) de la Tabla como deporte competitivo en el Perú y el Mundo. Yo personalmente tengo mucho cariño y respeto para el famoso “Mounstruo”, su apodo debido a su estilo corriendo tabla.

¿Cómo perciben los hawaianos la teoría que sostiene que el arte de surcar olas podría haber nacido en el Perú con los Caballitos de Totora?

A unos les puede gustar, y a otros no, pero esa es una realidad comprobada científicamente. No existe duda alguna que el arte de surcar o correr olas nació en las costas del Perú. Esto es debido a que los antiguos Peruanos corrían olas en sus Caballitos miles de años antes de que existieran pobladores en las islas de Hawai. También es cierto que en Hawai el arte se desarrolló rápidamente con nuevos materiales, y las condiciones excepcionales de su mar. Pero los ejemplos más antiguos de gente corriendo olas los tenemos en el Perú.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar

Actualmente se está construyendo una marina en la Bahía de Barranco, que ya destruyó las olas de Triángulo, Ala Moana y Laina Kea, y que amenaza con eliminar gran parte de las buenas olas de la Costa Verde, ¿qué opinas al respecto?

Es un crimen destruir olas que son parte de la naturaleza y que dan tanta felicidad a tanta gente. Además, las buenas olas dan riqueza al país a través del turismo deportivo que aumenta día a día. Este problema desgraciadamente se presenta en todo el mundo. Nuestra mejor protección es unirnos para crear organizaciones que tengan el poder económico para hacer respetar nuestras rompientes.

¿Cómo vives diariamente tu condición de ser el primer campeón mundial de tabla de la historia?

Principalmente practicando diariamente lo que aconsejé anteriormente para otros. Cuido mi salud. Recuerdo mis prioridades. Mantengo buenas costumbres. Entro al mar a correr olas varias veces a la semana. Agradezco diariamente lo afortunado que soy en poder seguir viviendo mi sueño.

Como Campeón Mundial de Surf, ¿qué palabras te gustaría dedicarle a nuestra Campeona Mundial Sofía Mulanovich?

Para Sofía mis más sinceras felicitaciones. Soy un fan y quedo impresionado cada vez que la veo correr olas. Sofía hace en las olas lo que nosotros soñábamos con hacer.

¿Qué tablistas peruanos de las nuevas generaciones han llamado tu atención?

Sobre los tablistas peruanos de la nueva generación puedo afirmar que he quedado impresionado con el alto nivel que tienen. ¿Quiénes son los mejores? Eso lo saben ustedes mejor que yo, pues vivo en Hawai. Me da gran alegría ver resurgir a la tabla en el Perú, país donde nació hace muchos miles de años.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar

Hace poco también se despidió de nosotros don Carlos Rey y Lama, el recordado “Rex” ¿Cuáles son los mejores recuerdos que guardas de él?

Carlos Rey fue un gran Señor. Amante de la Tabla. Uno de los primeros Peruanos que viajó a Hawai a correr olas durante la época de Duke Kahanamoku. Su hija Mannie Rey fue una de las grandes tablistas de los años 60. “Rex” siempre apoyó y participó con mucho cariño en todas las actividades del club Waikiki. Esto incluía Campeonatos de Ola Grande, Campeonatos Internacionales, el Mundial del 65, Luau’s, etcétera. Fue varias veces Presidente del Club Waikiki. Era cariñoso, simpático, amable y un gran amigo.

Tu opinión sobre la web de Olas Perú...

La web Olas Peru me gusta muchísimo. Tiene todo tipo de información, entrevistas, y fotos sobre nuestro deporte. Felicito sinceramente a todas las personas que dedican su tiempo, esfuerzo y creatividad para crear este lindo e interesante website.

Felipe, tengo entendido que tienes un surf hotel en Indonesia, ¿qué podrías contarnos de este lugar y de las olas de T-Land?

Referente a mi hotelito en Indonesia. Para los tablistas que viajan al exterior buscando la ola perfecta los invito a que visiten la web de mi (muy pequeño) surf-hotel en Indonesia  www.rotesurfhouse.com

Hace aproximadamente 20 anos en un “charter surf boat” encontré una isla con lindas playas, olas maravillosas y constantes, y sin tablistas locales. El lugar me gustó tanto que desde entonces viajo allí todos los años (no he fallado uno).

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar

Después de varios años alquilé (por leasing) un terreno y luego con mi socio Diego Arrarte (tablista de Uruguay con quien hice amistad en Hawai) hemos construido un mini-surf hotel. La mayor cantidad de tablistas que aceptamos es 7.Cuando yo estoy allí solo aceptamos 5.

Nuestro sitio esta frente a una ola llamada “T-Land” que es un Pacasmayo mejorado con agua celeste y tibia. También hemos descubierto unas derechas increíbles. Últimamente hemos comprado un surf boat para poder correr en las islas cercanas, que son cuatro.

Diego, aparte de buen tablista, es un genio porque su novia es Chef así que tenemos la mejor comida de la isla. El e-mail de Diego es diegoarrarte@yahoo.com

Él se encarga de las reservaciones, etc. Como el lugar es chico y las olas muy buenas es necesario hacer reservaciones con bastante anticipación.

La ola principal es muy larga, izquierda, y hay bastante agua así que uno no se corta con el coral como sucede en la mayoría de las olas que revientan en Indonesia.

Otra cosa que a mí me gusta mucho es que la isla es bien seca y por lo tanto hay muy pocos zancudos, lo cual significa poca malaria, que es una enfermedad transmitida por los zancudos.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar

Felipe, sabemos que estás profundamente enamorado, ¿podrías contarnos algo de la bellísima dama que conquistó el corazón de nuestro campeón mundial?

Conocí a Devaki, mi señora, en Kauai (donde vivo actualmente). Nos encontramos cuando yo salía del mar y ella caminaba por la playa. Me dio una lindísima sonrisa. Le dije “tienes un sonrisa lindísima”. Ella es muy dulce y para mí lindísima. Luego caminamos conversando y resulto que habíamos estado en muchísimos lugares al mismo tiempo, sin conocernos. Ella había vivido en Malibú, California y se acordaba haber leído en la revista Surfer (hacía 35 anos) el artículo que apareció cuando gané el Mundial de Punta Rocas. Ella es profesora de Yoga y le encanta el mar y el ejercicio. También le encanta las aventuras en el mar. En realidad la quiero mucho y somos muy felices. Ella soporta mis excentricidades y entiende mis hábitos de tablista (todo se cancela cuando suben las olas). Últimamente tenemos un perrito que es nuestro hijo. Se llama Scoopy. Hoy lo llevamos a nadar mientras yo chequeaba las olas que deben subir al mediodía.

Muchas gracias por la Entrevista, Felipe, no puedo imaginar un final mejor ¿Algo que desees agregar?

Para acabar esta entrevista quisiera remarcar la importancia de desarrollar buenas costumbres  para lograr una vida sana y productiva.

Es también importante que como peruanos conozcamos íntimamente la historia de los Caballitos de Totora, para poder compartir este conocimiento con el fin de que eventualmente se reconozca al Caballito como el primer implemento construido específicamente para correr olas en el mundo.

Aloha,
Felipe Pomar

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar

FELIPE POMAR VISTO POR ARSEN BRZOSTEK

Arseniusz “Arsen” Brzostek en un afamado documentalista polaco de la cultura del Surf. Ha dirigido, producido y estrenado documentales tan impactantes como “Jungle Juice: Surfing Adventure In Costa Rica's Southern Zone” (2004), “Going With The Flow: Classic California Soul Surfing” (2205) y “Going With The Flow: Surfing Costa Rica's Jungle Breaks” (2008).
Arsen es amigo personal de Felipe Pomar y actualmente, ambos trabajan juntos en la realización de dos importantes documentales: “Heritage: Exploring Peru's Ancient Surf” & “El Matador: Felipe Pomar's Surfing Life”.

Entrevistar a Arsen Brzostek resultaba muy importante para mostrar la visión que se tiene sobre Felipe Pomar y sus innumerables aportes a la cultura del surf en el extranjero. Y consciente de ello, Arsen nos concedió amablemente las siguientes declaraciones sobre el Caballito de Totora y sobre el gran Felipe Pomar.

Hola Arsen ¿Cuáles han sido tus conclusiones durante el proceso de investigación de tu documental sobre el arte de surcar olas de los antiguos peruanos?

La milenaria tierra donde se asienta el Perú posee la más antigua tradición documentada de una civilización que practicaba el Arte de Surcar Olas. Hemos dialogado con el Marino peruano John Asti Rodriguez, quien proporcionó valiosa información relacionada al uso del Caballito de Totora, también hemos contado con la colaboración de importantes historiadores del surf como Fortunato Quesada y Glenn Hening, quienes contribuyeron con sus conocimientos y sus investigaciones a la realización de este documental. Y también hemos dialogado con algunos importantes tablistas peruanos contemporáneos como Gabriel Aramburu, Claudio Balducci y Gonzalo “Chendo” Velasco, quienes compartieron con nosotros la alegría y el orgullo que sienten al pertenecer a la tradición surfera más antigua del planeta.

Nuestra propia experiencia en Chan Chan, viendo personalmente los antiguos jeroglíficos que retratan líneas de olas en el horizonte, demuestran el interés de las clases nobles antiguas por la mecánica del océano y el medio ambiente costeño. La cerámica que apreciamos en el Museo de Huanchaco mostrando a personas corriendo olas con antiguos Caballitos de Totora que carecían de elementos pesqueros, demuestra que estas embarcaciones fueron usadas para otros propósitos diferentes a la pesca – y todo apunta a que fueron usados para correr olas. También hemos descubierto una foto de archivo en la que aparece Thor Heyerdahl con un grupo de niños peruanos sosteniendo sus pequeños Caballitos de Totora luego de una intensa sesión de surf.

Toda el área costeña del Perú ha estado poblada por pescadores que enseñaban a sus hijos cómo pescar, y al hacerlo compartían con ellos su conocimiento de las olas para que pudieran entrar y salir del mar con facilidad. Siendo más pequeños, los niños necesitaban Caballitos de Totora fabricados de acuerdo a sus proporciones y tallas, y en estas embarcaciones los niños aprendían a comportarse dentro del mar antes de pasar a pescar con un Caballito de Totora de pesca de tamaño normal. Como todos los niños de todas las culturas siempre encuentran modos de divertirse en su propio medio ambiente, podemos concluir que ellos disfrutaron las olas mientras no estaban recibiendo clases de pesca por parte de sus padres. Puesto que el trabajo de los pescadores es bastante agotador, es probable que los adultos no surfearan luego de una larga jornada de trabajo. Pero como a toda la gente le gusta divertirse, es altamente posible que los adultos hayan usado su tiempo libre para correr olas.

Las clases reales, por otro lado, tenían mucho tiempo para ellos mismos. Puesto que el príncipe de Chan Chan estaba al tanto de las características de su entorno, es muy posible que él también haya disfrutado el placer de surcar olas junto a sus contemporáneos, inspirando a los maestros artesanos a retratarlos en sus huacos en el acto de correr olas a bordo de unos Caballitos de Totora especialmente diseñados para esta actividad.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar - Sunset Beach - Duke Kahanamoku 1966

Es posible que hayan existido otras culturas que hayan practicado el arte de surcar olas antes que los peruanos, pero a la fecha, no se ha encontrado evidencia alguna que le quite a los peruanos el orgullo de considerarse los primeros surfers del planeta. Las antiguas ciudades y los artefactos hallados en el Perú muestran claramente que el surfing se originó en ese país entre los años 3000 a 4000 Antes de cristo, y que esta práctica se ha mantenido intacta hasta la actualidad.

¿Cómo definirías a Felipe Pomar, tanto en su faceta de tablista como en su rol de promotor de la antigua cultura peruana de surcar olas a través del Caballito de Totora?

Felipe Pomar ha corrido olas prácticamente durante toda su vida. Inicialmente empezó en las playas de Lima, y luego, atraído por olas más grandes, decidió irse a vivir a Hawai y viajar alrededor del mundo en busca de las mejores olas del planeta. Su vida como tablista le ha valido hacerse con el título de Primer Campeón Mundial de Surf de la Historia, y convertirse en la primera persona en correr una ola generada por un tsunami.

Felipe ha ganado muchos campeonatos de surf y de remada, gracias a una vida saludable en la que el óptimo estado físico del cuerpo resulta fundamental. Esto le ha permitido seguir corriendo tabla en pleno 2008, a la edad de 64 años, y ser la encarnación peruana más importante de vivir el orgullo de pertenecer a la estirpe de tablistas más antigua del planeta.

El Caballito de Totora es el enlace entre el surfing antiguo y el surfing moderno, y Felipe Pomar ha sabido emplearlo para conectar ambos estilos y cambiar la historia del deporte.

Felipe señala que la punta del Caballito de Totora, y su forma en general, poseen grandes cualidades hidrodinámicas, y sostiene que los Caballitos pueden perfectamente ser comparados a las modernas tablas hawaianas, con lo cual demuestra que los antiguos peruanos tenían sus propios conceptos sobre lo que hoy en día conocemos como rocker, rails, bottom, contour, etc.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar - Sunset Beach, 1972

Los antiguos Polinesios son frecuentemente reconocidos como la cultura surfera más antigua del mundo. Pero el gran amor que Felipe siente por la cultura de su país, y el deseo de compartir sus conocimientos y descubrimientos con el mundo entero para entender el antiguo Arte de Surcar Olas de los Peruanos, le han servido para demostrar científicamente que los Peruanos fueron la primera civilización en practicar y disfrutar el Arte de Surcar Olas.

Como todos los viejos paradigmas son difíciles de destronar, pienso que lograr que la gente acepte que los antiguos Peruanos fueron los primeros surfers supone un proceso que tomará mucho tiempo y esfuerzo. Sin embargo, a través del trabajo que otros peruanos puedan hacer inspirados por el ejemplo de Felipe Pomar y sus amigos, el mensaje resonará en el mundo entero y llegará finalmente a oídos de todos, originando que lo que actualmente se considera una teoría se convierta finalmente en un hecho histórico perfectamente demostrado.

LOS AÑOS SESENTA – LA EDAD DE ORO DE LA TABLA EN EL PERÚ

Autor: Óscar Tramontana Figallo (Fragmento del Capítulo 10 del Libro “Cinco Mil Años Surcando Olas”)

No podíamos culminar esta Entrevista a Felipe Pomar sin publicar, a manera de primicia, un relato sobre el Primer Campeonato Mundial de Surf, en el que Felipe Pomar se convirtió en Campeón Mundial. Por ello, te ofrecemos un extracto del Capítulo 10 del libro inédito “Cinco mil años surcando olas”, escrito por nuestro editor. Esperamos que esta narración contribuya a apreciar en mayor medida el valor incalculable de las declaraciones ofrecidas tan gentilmente a Olas Perú en este Entrevista.

La segunda mitad de los años sesenta marcó la etapa de máximo esplendor de nuestro deporte, y el punto más alto que alguna vez alcanzaron nuestros tablistas en la historia de la tabla mundial.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar & Mamico, playero del Club Waikiki

El planeta entero vivía agitado por la locura de los años sesenta, cuando los Rolling Stones se consagraron junto a los Beatles como las mejores bandas rockeras del mundo, mientras las chicas acortaban sus minifaldas provocando que se desatara la gran revolución sexual.

La tabla también experimentó una gran revolución, con la aparición de nuevos y más ligeros diseños, con la adaptación de quillas más delgadas y la fabricación de tablas cada vez más pequeñas; todo esto provocó que surgieran tablistas cada vez más arriesgados y radicales. Películas legendarias como “Endless Summer” provocaron que los tablistas del mundo se echaran a viajar alrededor del globo en busca de olas, y muchos de ellos llegaron al Perú para contribuir al desarrollo de nuestro deporte.

Dentro de esta agitación, nuestros tablistas ocuparon un lugar muy destacado, convirtiéndose no sólo en los anfitriones de uno de los mejores lugares del mundo para correr olas, sino también en los organizadores de las primeras competencias profesionales de carácter mundial.

De hecho, los dos campeonatos más importantes en 1965 fueron el Mundial de Perú y el Duke Kahanamoku de Hawai. Nombres como los de Felipe Pomar, Eduardo Arena y Joaquín Miró Quesada, desfilarán en estas líneas junto a los nombres de Héctor Velarde, Miguel Plaza, Gustavo Tode y Pancho Aramburú, siempre asociados a grandes empresas como el descubrimiento de nuestras mejores rompientes, la organización de los primeros campeonatos mundiales y la hazaña de inscribir en nuestro mapa deportivo el nombre de Felipe Pomar como el más importante de los Campeones Mundiales que el Perú jamás tuviera en alguna disciplina deportiva.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar con George Downing y Duke Kahanamoku

LA CONSAGRACIÓN PERUANA EN LOS AÑOS SESENTA

En los sesenta, el profesionalismo de nuestros tablistas llevó a esa nueva generación a asumir retos cada vez más altos y difíciles, y los peruanos lidiaron y vencieron dichos retos, llegando a destacarse como los mejores tablistas del mundo, rindiendo de este modo un tributo los remotos ancestros que iniciaron la práctica ritual de surcar olas.

Muchos de los protagonistas de esta narración están aún vivos. Muchos de ellos cogen eventualmente su tabla y se internan en las turbulentas aguas del océano para renovar el vínculo sagrado que cambió para siempre sus vidas, sintiendo que allí, en las olas que golpean las orillas, está la clave de su existencia, la metáfora suprema, el verdadero sentido de sus vidas. Y uno de ellos, como lo demuestra su foto corriendo en Kauai a principios del 2008, es Felipe Pomar.

LA EDAD DE ORO DE LA TABLA EN EL PERÚ

Ya en el año de 1964, cuando se realizó en Sydney, Australia, el Campeonato Extraoficial de Tabla, Eduardo Arena propuso la creación de una entidad que rigiera el deporte a lo largo y ancho del mundo. Fruto de esta loable iniciativa, nació en la casa de Pancho Wiese, en el año de 1965, la Federación Internacional de Tabla (ISF), bajo la presidencia de Eduardo Arena y Luis Caballero como secretario.

La intención de la ISF consistía en establecer y normar los reglamentos que permitieran la organización de campeonatos mundiales, tomando como base las experiencias de los torneos organizados en Perú en 1962 y en Australia en 1964. Durante el cocktail que se preparó para despedir a todos los participantes del torneo de Sydney, Eduardo Arena anunció públicamente que el Perú sería sede del Primer Campeonato Mundial y Oficial de Tabla, aprovechando la ocasión para extender una invitación a todos los equipos que ya se habían reunido en Australia.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Indonesia

Sobra decir que la propuesta de Eduardo Arena fue recibida con la entera satisfacción de los equipos convocados. De hecho, los tablistas de entonces sabían perfectamente el lugar que el Perú ocupaba dentro del panorama mundial de la tabla, y tomando en cuenta la experiencia piloto organizada en 1962, no había razones para dudar del éxito inminente que tendría la organización del Primer Campeonato Oficial a cargo de la directiva presidida por Eduardo Arena.

Es así como, investido de la autoridad necesaria, y con la inmensa responsabilidad de organizar un campeonato que estuviese a la altura de las circunstancias, Eduardo Arena regresó al Perú y se puso a trabajar titánicamente para sacar adelante el Primer Mundial Oficial de Surf de la historia.

Reunir los fondos necesarios parecía una fantasía imposible de lograr. Sin embargo, gracias a la colaboración de diversas entidades como el diario El Comercio, Pepsi Cola, la Compañía Petrolera Lobitos, Aerolíneas Peruanas, la Corporación de Turismo y el Comité Nacional de Deportes, la comisión presidida por Eduardo Arena logró lo que por entonces parecía imposible. Estas empresas ayudaron a nuestros tablistas a escribir las páginas más gloriosas de nuestro deporte, ya que sin su invalorable contribución hubiera resultado virtualmente imposible organizar un Campeonato Mundial. Por ello, deben ser recordadas como las verdaderas pioneras en cuanto al auspicio de la empresa privada, que resultó siempre imprescindible para la correcta organización de campeonatos, entablando una fructífera relación que se ha extendido hasta nuestros días.

La admirable capacidad organizativa de Eduardo Arena lo llevó a visitar las oficinas de la empresa de televisión NBC en Nueva York, organismo que, al constatar la seriedad de Arenas y la espectacularidad del evento que éste estaba organizando, no dudó un sólo instante en brindar todo su apoyo para lograr que el Primer Campeonato Mundial de Tabla se hiciera realidad. Alrededor de 1965, la tabla había cautivado a un importante número de personas, y los ejecutivos de la NBC dieron en el blanco al intuir que la transmisión de un evento de naturaleza mundial, realizado en el idílico escenario de las costas peruanas, sería un gran éxito de sintonía. Una vez firmado el acuerdo, Eduardo Arena pudo regresar al Perú con la seguridad de que el Primer Campeonato Mundial gozaría de un éxito total.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar en Waimea

Mientras tanto, las gestiones de la International Surfing Federation siguieron su curso, logrando que se formaran y legitimaran las Asociaciones que representarían a cada país. Por aquellos días, las comunicaciones no habían alcanzado el grado de desarrollo con que cuentan hoy en día, y Eduardo Arena tenía que pedir, mediante una eficiente operadora, contactos vía télex con países tan disímiles y alejados entre sí cómo Australia, Sudáfrica, Francia y Estados Unidos.

En una agradable conversación sostenida en su casa de San Isidro, Eduardo Arena nos contó que la operadora, intrigada por las numerosas llamadas que recibía este señor desde los más remotos rincones del mundo, un buen día no pudo con su curiosidad y, luego de decirle que tenía dieciséis llamadas pendientes, se atrevió por fin a preguntarle: “señor, ¿quién es usted?”. Seguramente habría imaginado que Eduardo Arena era un importante funcionario del gobierno, un cónsul o un agregado cultural. Lo cierto es que, salvando todas estas dificultades, Arena logró contactarse con todas las instituciones que representaban a los tablistas del mundo, creando en ellas la conciencia de pertenecer a una entidad internacional. Y de alguna manera, hay que reconocer que Eduardo Arena era un verdadero cónsul, todo un embajador de la tabla peruana.

Este paso, fundamental en la historia mundial de la tabla, permitió que los diferentes países contaran con organismos propios que regularan la actividad de sus propios tablistas, otorgándole al deporte de la tabla una formalidad que resultaba necesaria e indispensable para la correcta realización del Primer Campeonato Mundial.

Nueve fueron los países que elevaron a sus tablistas a la categoría oficial de “representantes deportivos”, gesto que resultaba fundamental para elevar la categoría del torneo a los niveles oficiales necesarios. Antes de esta brillante iniciativa, los tablistas de los diferentes países habían estado flotando prácticamente dispersos, bajo la enseña de diferentes clubes que los agrupaban sin que por esto pudiera decirse que tenían una verdadera representación nacional. A partir de este momento, podía hablarse sin discusión alguna de equipos nacionales, y los colores de las diversas banderas convocadas en el Perú por la International Surfing Federation flamearían sabiendo que detrás de sus ondas latía el corazón de las naciones que escribieron las mejores páginas de la Historia de la Tabla Mundial. Por todo ello, el Mundial de Perú realizado en 1965 es hoy reconocido como el Primer Campeonato Mundial Oficial de Surf de la historia.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar junto a su adorada Devaki

LA ELECCIÓN DEL ESCENARIO

Una de las grandes preocupaciones de la flamante Internacional Surfing Federation presidida por Eduardo Arena, consistía en escoger el lugar más adecuado para que sirviera de escenario a la gran justa mundial.

Naturalmente, los miembros del equipo peruano pensaron de inmediato en las olas de Kon Tiki, escenario de tantas competencias internacionales, y cuya ola de extraordinaria calidad había probado ser bastante satisfactoria, ya que el oleaje de Kon Tiki contaba con las cualidades necesarias para poner a prueba las habilidades de los diferentes participantes: tamaño, fuerza, constancia y velocidad.

Sin embargo, Kon Tiki presentaba serias dificultades si se tomaban en cuenta ciertos aspectos relacionados al espectáculo que se estaba planeando: por un lado, los jueces no disponían de un lugar adecuado para llevar a cabo sus funciones de calificación, y por otro lado, no existía un buen lugar para que el público pudiera disfrutar de las maniobras de los mejores tablistas del mundo.

Los tablistas estaban en esas, discutiendo acaloradamente los pormenores del compromiso deportivo más importante en la historia de la tabla mundial, sopesando las ventajas y desventajas que ofrecía Kon Tiki, hasta que un buen día, se decidió trasladar el campeonato a la temible rompiente de Punta Rocas, corrida por primera vez en el verano de 1964 por un australiano trotamundos llamado Peter Troy y el peruano Rafael “Mota” Navarro. Los jueces apostados frente al mar miraron hacia la rompiente que reventaba un poco a la izquierda, y que originalmente había sido bautizada con el espeluznante nombre de “Punta Roca”, y no Punta Rocas como se le conoce hoy en día. Vieron las olas entrando ordenadamente, con buen tamaño y forma; vieron la explanada natural que facilitaría la labor de los jueces y le permitiría al gran público disfrutar del espectáculo. Inmediatamente se convencieron de que habían encontrado el escenario ideal.

Olas Perú - www.olasperu.com
Felipe Pomar y la hermosa Devaki

EL DESCUBRIMIENTO DE PUNTA ROCAS

Kon Tiki había sido siempre el escenario natural para todas las competencias de Ola Grande. Sin embargo, ante la inminente realización del Primer Campeonato Mundial, dos avezados tablistas inauguraron una de las mejores rompientes que se conocen en nuestra costa. Una cálida tarde de verano, en el año de 1964, Rafael Navarro y Peter Troy, que acababan de ser eliminados en las semifinales de un campeonato internacional de ola grande en Kon Tiki, fueron vistos remando sobre sus tablas rumbo a las rompientes de Punta Rocas. Aunque varias veces nuestros tablistas habían divisado esas olas a lo lejos, lo cierto es que a nadie se le había ocurrido la “descabellada” idea de intentar correrlas, básicamente porque el oleaje se estrellaba literalmente contra las rocas, infestadas de algas resbalosas, erizos, picos de loro, formaciones calcáreas y conchas punzocortantes, convirtiendo la posibilidad de domar ese oleaje en poco menos que un acto suicida.

Es necesario que nuestros lectores recuerden y consideren que por aquellos días no se conocía en la práctica de la tabla la existencia de las pitas o soguillas que impiden que la tabla nos abandone a la deriva, en medio del oleaje desencadenado del mar tempestuoso. Fue por ello que las pocas personas que vieron a Rafael “Mota” Navarro y a Peter Troy remando hacia la rompiente prohibida, no pudieron dejar de persignarse, rogando porque la locura de esos muchachos no les fuera a acarrear una muerte horripilante.

He aquí otro de esos momentos que hemos querido congelar para la memoria de las generaciones futuras. Las olas de Kon Tiki, según algunos testimonios, superaban los tres metros, y al fondo, en las invictas aguas de Punta Rocas, se erguían colosales montañas de agua que alcanzaban, en algunos momentos, los cuatro metros de altura. Lejos de intimidar a nuestros hombres, las olas eran vistas a través de sus ojos en toda su perfección y hermosura, como una abierta invitación que resultaba imposible dejar de aceptar.

Según Héctor Velarde, las personas que se hallaban apostadas en la explanada de Punta Rocas podían ser contadas por cientos, ya que habían empezado las competencias preliminares del campeonato. Muchos fueron los que pudieron ver a “Mota” y a Troy dominando las enormes olas, guardándose de no caer de sus tablas, y dibujando sobre los lomos de las montañas de agua elegantes maniobras que abrieron los ojos de la mayoría, demostrando que allí, esperando pacientemente, estaban las olas que con tanto ahínco habían buscado durante años.

Llegó así la fecha indicada para el inicio del campeonato. Se trabajó intensamente y, como un complemento a los problemas que surgían como por encanto, Eduardo Arena sufrió un profundo corte en el pie que lo obligó a cojear durante todo el torneo. Fueron invitados los jueces internacionales, provenientes de todos los países participantes, y fue nombrado por unanimidad el cargo de un Juez General cuya responsabilidad cayó sobre los hombros del experimentado y aguerrido tablista nacional Guillermo “Pancho” Wiese.

El éxito del Primer Torneo Mundial de Tabla sobrepasó todas las expectativas, con la participación de los tablistas que entonces representaban lo mejor del arriesgado deporte acuático. Al final de la competencia, que fue evaluada por un jurado absolutamente fidedigno e imparcial, Felipe Pomar fue proclamado como el primer Campeón Mundial de Tabla, fallo que fue avalado por cuatro de los cinco jueces participantes.

La película producida por la NBC fue transmitida en vivo en todos los Estados Unidos, y la reacción del público norteamericano fue tal, que la NBC se vio obligada a retransmitirla de costa a costa, un hecho sin precedentes en la historia de la televisión norteamericana.

LA GESTA HERÓICA DEL GRAN FELIPE POMAR

Con tablistas provenientes de Hawai, California (USA), Australia, Francia y Sudáfrica, se dio inicio al Primer Campeonato Mundial de Tabla el 18 de febrero de 1965.

Las nuevas reglas estipuladas por la flamante ISF contemplaban que sólo las competencias de Ola Grande servirían para otorgar puntaje a los tablistas. De esta manera, y a diferencia de los campeonatos anteriores, se buscaba juzgar la habilidad de los deportistas sobre las olas, sin que los puntajes acumulados en pruebas como Tandem, 100 metros o postas influyeran en el resultado final.

Con cuatro jueces extranjeros y uno nacional, se juzgaría a los tablistas según cinco criterios principales: la mayor velocidad sobre una ola, el recorrido más largo, la ubicación en la parte más crítica de la ola, las maniobras más radicales y la ola más grande del evento.

Los equipos de cada nación estaban representados por los siguientes tablistas:

PERÚ

Felipe Pomar, Gustavo Tode, Héctor Velarde, Rafael Navarro, Pancho Aramburú, Joaquín Miró Quesada, Luis Miró Quesada, Carlos Velarde, Leoncio Prado, Sergio Barreda, Miguel Plaza, Manolo Mendizábal, Javier Parraud, Dennos Gonzáles, Rafael Hanza, Carlos Barreda, José Peña, Germán Costa, Luis Ratto y Carlos Aramburú.

(Muchos de estos apellidos deben resultar familiares para los oídos contemporáneos, y es que todos los mejores tablistas de la actualidad son parientes de los tablistas que nos representaron en el Primer Campeonato Mundial de Surf de la Historia.)

HAWAI

Richard Keulana, Bobby Cloutier, Aldrich, George Downing, Fred Hemmings y Paul Strauch.

ESTADOS UNIDOS

Mike Doyle, Richard Chew, Robert August, Nat Adler, John Severson, Phil Edwards, Lillen, Danny Lenehan, David Nuuhiwa, Martinson, Biggler, Graham, Mickey Muñoz, Joey Cabell, Grimstad y Fury.

AUSTRALIA

Nat Young, Midget Farrelly, Evans y Sumpter.

FRANCIA

Phillipe Gerard y Joel De Rosnay.

SUDÁFRICA

Max Wettland, y Anthony Vandeuheuve.

(Muchos de estos tablistas extranjeros están mencionados solamente por sus apellidos, porque sí se consignaron sus datos personales en los diarios de la época.)

LOS MEJORES EXPONENTES DE LA TABLA MUNDIAL

Todos ellos representaban a los mejores exponentes en el universo de la tabla mundial, y por primera vez estaban reunidos para competir de igual a igual, basándose en unas reglas de juego aprobadas por todos, y con jueces de cada país, lo cual le otorgaba al evento ese carácter de oficialidad del que carecieron los campeonatos anteriores como el de Australia en 1946.

El presidente Fernando Belaúnde Terry en persona inauguró el Campeonato Mundial en las instalaciones de Waikiki, donde se llevaron a cabo dos competencias que no daban puntaje para el campeonato, pero que servían para medir la resistencia de los competidores. La primera fue una larga remada de 2000 metros, y la segunda una elegante demostración de pericia en Tándem Mixto. Los resultados fueron los siguientes:

RESULTADOS DE LA REMADA DE 2000 METROS

1. Felipe Pomar
2. Anthony Vandeuheuve (Sudáfrica)
3. Pacho Aramburú (Perú)

RESULTADOS DE LA DEMOSTRACIÓN DE PERICIA EN TÁNDEM MIXTO

1. Mike Doyle-Linda Merril (USA)
2. Jim Graham-Heather Edwards (USA)
3. Héctor Velarde-Olga Pardo

FELIPE POMAR EN LAS SEMIFINALES

Desde el principio, Felipe Pomar se presentó como el más resistente de todos los tablistas participantes, y al día siguiente, se convertiría en uno de los tres peruanos que lograron clasificar a las Semifinales, junto a Héctor Velarde y Roberto Tode.

Cuando los tablistas se embarcaron en las seis series que se disputaron en Punta Rocas, se encontraron con un mar espeluznantemente embravecido. La niebla ocasionó que la competencia se aplazara durante algunas horas, y cuando despejó, los mejores tablistas del mundo vieron ante sí olas de hasta cuatro metros de altura reventando ordenadamente frente a la explanada natural de Punta Rocas.

Sólo 18 tablistas clasificaron para las Semifinales: cinco hawaianos, seis californianos, tres australianos, tres peruanos y un sudafricano.

Los representantes del equipo francés estuvieron a punto de perecer en las aguas de Punta Rocas, que literalmente los arrojó contra los peñascos de la orilla, dejándolos fuera de combate.

Los hawaianos Richard Keaulana, Bobby Cloutier, George Downing y Paul Strauch, ganaron cuatro de las seis series disputadas, mientras el californiano Joey Cabell y el peruano Héctor Velarde ganaban las suyas. Los puntajes obtenidos por los dieciocho finalistas fueron los siguientes:

RESULTADOS DE LA PRIMERA ELIMINATORIA

1. George Downing (Hawai) - 229
2. Héctor Velarde (PERÚ) - 219
3. Richard Keaulana (Hawai) - 219
4. Joey Cabbel (USA) - 216
5. Paul Strauch (AUS) - 213
6. Nat Addler (USA) - 211
7. Mike Doyle (USA) - 207
8. Antony Vandeuheuve (SA) - 200
9. Bobby Cloutier (Hawai) - 200
10. Robert August (USA) - 199
11. Fred Hemmings (Hawai) - 199
12. Felipe Pomar (PERÚ) - 198
13. Mickey Muñoz (USA) - 196
14. Nat Young (AUS) - 194
15. Midget Farrelly (AUS) - 191
16. Richard Chew (USA) - 187
17. Roberto Tode (PERÚ) - 163
18. Danny Leneham (USA) - 152

TEMPESTAD EN PUNTA ROCAS

Muchos tablistas perdieron sus tablas en plena competencia, y terminaron varados contra las piedras junto a ellas. Las medidas de seguridad tomadas por los organizadores del torneo impidieron que alguno de ellos terminara despedazado contra las rocas, y el evento estuvo marcado, de principio a fin, por la furiosa tempestad desencadenada en toda su furia.

Las Semifinales, disputadas al día siguiente, aguardaban una sorpresa aún más terrible para los tablistas. Aunque pareciera mentira, el mar había crecido, y olas de cinco metros de altura producían un estruendo ensordecedor que puso los pelos de punta a los espectadores. Los dieciocho sobrevivientes se dividieron en dos grupos que disputarían dos series por separado. Dichas series durarían 75 minutos, y a cada tablista se les calificaría sus cinco mejores olas. De los nueve integrantes de cada grupo, solamente cuatro pasarían a la gran final.

Felipe Pomar fue el único peruano que logró acumular los puntos necesarios para seguir en competencia, mientras Gustavo Tode y el gran Héctor Velarde se quedaron por escaso margen. Los resultados de las Semifinales, contemplando sólo a los clasificados, fueron los siguientes:

RESULTADOS DE LAS SEMIFINALES

PRIMERA SERIE

1. Paul Strauch (Hawai) - 355
2. Nat Young (AUS) - 353
3. Felipe Pomar (PERÚ) - 331
4. Mike Doyle (USA) - 317

SEGUNDA SEMIFINAL

1. Fred Hemmings (Hawai) - 317
2. Nat Adler (USA) - 312
3. George Downing (Hawai) - 309
4. Mickey Muñoz (USA) - 308

LA GAN FINAL – FELIPE POMAR CAMPEÓN MUNDIAL

Todos los tablistas peruanos declararon para la prensa de esos días que nunca en sus vidas habían visto a Punta Rocas tan grande.

Por la tarde, antes que los sobrevivientes se enfrascaran en la lucha final, las olas promediaban los cuatro metros de altura.

Faltando escasos minutos para el final, Felipe Pomar tomó la ola más grande del campeonato, un verdadero monstruo de agua sobre el cual nuestro representante se deslizó con fuerza y elegancia.

El resultado final del Primer campeonato Mundial fue el siguiente:

RESULTADO FINAL

1. Felipe Pomar (Perú) - 62 / 71 / 64 / 72 / 74: 343
2. Nat Young (AUS) - 61 / 77 / 63 / 71 / 70: 342
3. Paul Strauch (Hawai) - 61 / 74 / 63 / 71 / 70: 341
4. Mickey Muñoz (USA) - 61 / 70 / 59 / 70 / 67: 327
5. Fred Hemmigs (Hawai) - 54 / 69 / 65 65 / 71: 324
6. Mike Doyle (USA) - 58 / 71 / 59 / 66 / 70: 324
7. George Downing (Hawai) - 54 / 66 / 52 / 63 / 65: 314
8. Nat Adler (AUS) - 59 / 66 / 52 / 63 / 65: 305

Puede notarse, en los promedios que obtuvo cada tablista por ola, que Felipe Pomar sacó el más alto puntaje en su última ola, la más grande del evento. El margen de victoria fue de apenas un punto, lo cual nos dice claramente lo reñida que fue la competencia.

Felipe Pomar, el Primer Campeón Mundial de Tabla Hawaiana, inscribía con letras de oro el nombre del Perú en la historia de la tabla mundial.

LOS CAMPEONATOS MUNDIALES ORGANIZADOS POR EDUARDO ARENA

El nombre de Eduardo Arena debe ser reverenciado por todos nosotros, ya que se trató del hombre que se hizo responsable de darle a la tabla mundial la categoría de deporte profesional. Desde que fundara en 1965 la Federación Internacional de Tabla, Eduardo Arena se dedicó por completo a la organización de los mejores campeonatos de tabla de toda la historia. Con el éxito absoluto del Primer Campeonato Mundial realizado en Punta Rocas, Eduardo Arena demostró que la tabla era un deporte capaz de atraer la atención del mundo entero. Fue gracias a su esfuerzo que se logró traer al Perú a los mejores tablistas del mundo; fue también gracias a sus gestiones que se consiguieron los auspicios necesarios para cubrir un campeonato de semejante categoría, y gracias a su gestión se pudo establecer un sistema de normas para juzgar las performances de los diferentes tablistas en cada campeonato. Durante casi una década, Eduardo Arena se sacrificó en beneficio de la tabla, permitiendo que se convirtiera en uno de los deportes más espectaculares y promocionados del mundo, y colocando el nombre del Perú en el destacado lugar que merecía por la calidad de sus tablistas y por haber sido la verdadera cuna del arte de surcar olas.

En 1966, la fiebre desatada por el Primer Campeonato Mundial de Punta Rocas ocasionó que todos los países participantes desearan repetir la experiencia, y Eduardo Arena se encargó que dicha experiencia fuera un éxito total. California fue el escenario elegido, y los delegados norteamericanos invitaron a los dos mejores corredores de cada país, además de un juez.

El mismo Eduardo Arena nos contó que no hubo suerte en el campeonato de California, ya que durante una semana estuvieron buscando olas en diferentes playas (se trataba de una especie de campeonato móvil) y cuando finalmente se disputó el campeonato, las pequeñas olas que se presentaron en la playa de San Diego no favorecieron en absoluto a los peruanos, que en esos días se caracterizaban por ser especialistas en ola grande. Otro aspecto estaba en contra de los peruanos, ellos acostumbraban correr olas de point, como las de Punta Rocas, Cerro Azul, Kon Tiki y Waikiki, pero el campeonato de California se realizó en olas de orilla. Esto, sumado a las enormes tablas que llevaron los peruanos (el Gordo Barreda, por ejemplo, corrió con una de 9 pies y cinco pulgadas), hizo que nuestro equipo no lograra buenos resultados. El único que llegó a destacar fue Carlos Barreda, el “Flaco”, nuestro especialista en olas chicas. Nuevamente, la NBC cubrió el evento de principio a fin, y aunque éste no fue ni remotamente similar al campeonato realizado en el Perú, se transmitió de costa a costa en todos los Estados Unidos.

La tabla había demostrado ser un espectáculo lo suficientemente espectacular, y los ejecutivos de la NBC lo sabían perfectamente. A estas alturas, el trofeo que Felipe Pomar había ganado en 1965 (el Eduardo Arena World Surfing Trophy) quedaba a disposición del nuevo campeón, y luego de correr las diferentes series, ganó Nat Young, quien quedara segundo en 1965. El australiano tuvo el privilegio de poseer el famoso trofeo durante dos años, ya que los esfuerzos para organizar un campeonato mundial eran tan exigentes, que se decidió hacerlo cada dos años.

En 1968, la Federación Internacional eligió a Puerto Rico como sede oficial del Tercer Campeonato Mundial de Tabla. Para esta ocasión, Eduardo Arena redobló sus esfuerzos para hacer un campeonato verdaderamente grande, y fueron ocho los peruanos que tuvieron el privilegio de representar a nuestro país. En total, participaron más de cien tablistas, procedentes de los países más representativos de la tabla a nivel mundial. El tremendo éxito obtenido por la cadena NBC en la transmisión de los dos campeonatos anteriores, hizo que su principal rival, la cadena ABC, se ofreciera a participar aportando ocho mil dólares de auspicio. La NBC también presentó su oferta, pero al ser inferios a la de sus rivales, Eduardo Arena optó por trabajar con ABC. Este año, las olas volvieron a brillar por su ausencia, y durante una semana los tablistas recorrieron las playas de Puerto Rico sin mayor suerte.

Los organizadores habían gastado una fortuna para permanecer en Puerto Rico hasta que llegaran las olas, y a la segunda semana, cuando el presupuesto ya se estaba agotando, los ruegos de los tablistas se hicieron realidad con una crecida que azotó las costas portorriqueñas. La vegetación exuberante de la playa Rincón, el agua cristalina y las excelentes olas que reventaron en aquella ocasión sirvieron de base para el más exitoso documental filmado alguna vez por la ABC. El especial fue transmitido de costa a costa en Estados Unidos, y la gente no se cansaba de pedir que lo repitieran. En total, fue transmitido en cinco ocasiones, una cobertura inusual para cualquier deporte, y aunque a los peruanos no les fue muy bien, la impecable organización de Eduardo Arena sirvió para que lo reeligieran como presidente. El ganador absoluto del torneo fue el hawaiano Fred Hemmings, quien se llevó la copa Eduardo Arena al Outrigger Canoe Club de Hawai, donde estuvo expuesta hasta 1970, año en que el campeonato mundial se trasladó a Australia.

ACTA DE FUNDACION DE LA INTERNATIONAL SURFING FEDERATION

A manera de demostración de la importancia del Perú dentro del Panorama Mundial de la Tabla, publicamos una transcripción del texto íntegro del Acta de Fundación de la Internacional Surfing Federation (ISF), el primer ente rector del Surfing Mundial que fiscalizó los Campeonatos Mundiales antes de la aparición de la Association of Surfing Professionals (ASP).

Jueves, 13 de Febrero de 1965

En la casa de Guilllermo (Pancho) Wiese

Sesión iniciada a las 6:45 p.m. por Eduardo Arena, Presidente del Club Waikiki, Lima, Perú.

EDUARDO ARENA: Existe la necesidad de legalizar la International Surfing Federation y reconocer oficial y legalmente al Campeón del Campeonato Mundial.

GEORGE DOWNING: La moción contempla la necesidad de formar una asociación llamada International Surfing Federation que consiste de un (1) oficial representativo de cada uno de las naciones participantes:

Eduardo Arena - Perú (Presidente)
Luis Caballero - Perú (Secretario)
Robert Evans - Australia
Wally Froseith - Hawai
Max Whettland - Sudáfrica
Joel De Rosney - Francia
Jim Graham - Mainland USA

JIM GRAHAM: El Perú será la sede del Primer Campeonato Mundial de Tabla de 1965, a realizarse en febrero. Cada país presentará un equipo de 4 tablistas adultos (18 o más años), 2 jóvenes (17 o menos años) y 2 mujeres (sin límite de edad), y habrá jueces invitados de Hawai, Estados Unidos y Australia. Cada una de estas categorías disputará títulos mundiales en Perú.

PANCHO WIESE: Inició una discusión sobre cuáles serán los métodos para juzgar a los participantes de los campeonatos. Luego de la discusión, la siguiente guía ha sido establecida para juzgar todos los campeonatos de la ISF, según cinco aspectos fundamentales: “Un tablista obtendrá el máximo puntaje siempre que desarrolle la mayor velocidad, recorra la mayor distancia posible, se ubique en la parte más crítica de la ola, realice las maniobras más radicales y se otorgará más puntaje a aquel tablista que corra la ola más grande del evento”.

Óscar Tramontana Figallo
Editor www.olasperu.com

 

Cámaras en vivo / Reporte del Mar
Punta Rocas | Señoritas | San Bartolo

 

  Índice

Últimas Noticias
Entrevistas
Artículos
Industria
Nuestra Historia
Tabla de Mareas
Reporte del Mar
  Multimedia

Galería de Fotos
Videos
Juegos
Wallpapers
  Ranking

Ranking Nacional
ALAS
ASP
  Calendarios

Campeonato Nacional
ALAS Tour
ASP Men WCT
ASP Men QS
ASP Big Wave
ASP Junior
ASP Longboard
ASP Specialty
ASP Women WCT
ASP Women QS
ASP Women Junior
ASP Women Longboard
  Directorio

Directorio de Playas
Directorio de Tiendas
Directorio de Shapers
Directorio de Hoteles
Directorio de Restaurantes
Destacados
Links

 

© 2002-2015 | desarrollado por media improvement