Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Mira nuestros videos en YouTube Síguenos en Instagram
Entrevistas  

Salvador Voysest: "Estoy buscando Olas más grandes"
Por: Óscar Tramontana Figallo (Transcripción: Karina Figallo) - 03/Ago/2004

¿Cómo estás Salvador?
¿Qué tal, cómo estás? Bien, bien, acabo de llegar de La Isla. Bravazo.

Cuéntame datos básicos sobre ti, por ejemplo cuándo naciste y en qué lugar...
Yo nací acá en Lima, en la Clínica Santa Isabel, el 23 de Julio de 1980.

¿A qué edad empezaste a relacionarte con el mar, con las olas?
Bueno, desde que nací, ¿no? A mi mamá le encantaba la playa, el hermano de mi mamá tablista toda la vida, y siempre desde bebito iba a la playa y paraba en el mar, había una piscina pero yo siempre estaba en el mar y si me sacaban lloraba hasta que tuve mi morey, me paraba en la orilla con mi morey, venía la ola y yo estaba allí parado en la morey y cuando la ola llegaba me impulsaba y yo avanzaba, hasta que después mi tío me regaló una tabla pues, cuando tenía 9 años...

El súper regalo...
Un súper regaló que yo pucha que no sabes cómo lo aluciné, puse la tabla encima del sofá y me pasaba así...

El nombre de tu tío...
Belisario Suárez, “Belico”.

Gran tablista de los sesenta y setenta...
Sí, sí, corría ahí con el tío Herbert, con la Papa, con el Chino Malpartida...

Bueno, y él te hizo ese regalo por algún motivo, habrá visto algún tipo de aptitud en ti ¿no?
De hecho, yo era su sobrino y cuando vio que me gustaba correr y al toque me regaló una tabla y después con esa tabla comencé a correr yo solo, pero para eso, me la regalaron como a los 9 años, cuando regresé de vivir un año en Barranca.

Ah, Barranca, muy buenas olas...
Sí, en la playa, viví un año allí con mi papá y teníamos un restaurante y vivía allá pues, ¿no? Y conocí así a todos los tablistas y como que me encantó y me metieron a correr olas pues un día, con una Local Motion.

¿Esa era la tabla que te regaló Belisario?
No, no, no. La que me regaló mi tío fue la primera tabla que usé, la primera tabla en que me eché, ni me paré porque me llevaron a un point y me asusté, me puse a llorar, salí....

Chibolito pues...
Sí, chibolito, terminé por todas la piedras, quiñé la Local Motion de mi amigo que era mayor que yo, el popular “Ñaño” de Barranca, y después ya me quedé en la orillita corriendo pero con otro pata, ya no me acuerdo quién, me acuerdo que me empujaba en las olitas y yo me paraba y avanzaba, ¿no? Hasta que después poco a poco seguí corriendo y de ahí ya me regresé a Lima, y ahí fue cuando me regalaron mi primera tabla.

Entonces tu tío te regala tu primera tabla propia a los 9 años, pero en Barranca ya habías corrido tus primeras olas con tus patas a los 8 años con una Local Motion.
Exactamente.

Entonces ¿qué tabla te regaló tu tío?
Me regaló una tabla grande, era una... Island... algo de Island, pero la tabla había sido hecha en Hawai, de segunda mano, tres quillas, tipo una 6´5”, era una tabla grandaza porque yo era un enano de 9 años pues...

Bueno, pero Barranca es una gran escuela para empezar a correr tabla, ¿no? Buenas olas, rápidas, grandes, achoradas...
Claro, hay buenas olas, como El Pico que tenía unas olas que yo las veía gigantes y siempre se ponía bueno. El otro día estuve por ahí y vi gente corriendo, estaba para meterse al agua, de hecho.

Llegas a Lima ¿Cuáles son las primeras playas que comienzas a correr con tu nueva tabla?
La primera vez me metí a Makaha, y podía correr, ¿no? Después un amigo me llevó a Punta Roquitas y me acuerdo clarito que no podía entrar, que remaba y remaba y veía al fondo a toda la gente y yo no podía entrar, y después, siempre la Costa Verde, ¿no? Más que todo Redondo y Makaha.

Cuando Redondo se ponía...
Claro, Redondo se ponía, era de arena, había una campana al final de la ola, y yo siempre iba con Joaquín Castagnetto y Jerónimo Castagnetto.

Un trío interesante, los Castagnetto y Salvador Voysest, ¿cómo se conocieron?
Bueno, yo conocí primero a Joaquín, porque montábamos skate y fuimos a correr un par de veces, en una Van que me acuerdo que ellos tenían...

¿Tú eres regular o goofy?
Regular.

Entonces corrías backside en Redondo, ¿y luego?
Después comencé ya a meterme a correr Punta Roquitas, y ahí corrí más. Hasta los 13 años, con unos amigos que vivían por mi casa, iba a correr Punta Roquitas, Tres Picos. Y a los 13 años dejé de correr tabla y me dediqué al bicicross, porque siempre he practicado muchos deportes, jugaba fútbol para el colegio, para el Americano de Miraflores. Y también entré fuerte con los patines, comencé a patinar y comencé a mejorar y mejorar y ya era uno de los mejores, hasta que un amigo me pasó la voz para trabajar en la pista de patinaje Freeway, y comencé a ser instructor de patinaje en rampa en Freeway, y empecé a cuidar las rampas para que se metan con casco, todos, y como paraba ahí fui mejorando, una marca me empezó a auspiciar, patiné una vez con el campeón mundial, con el campeón de Estados Unidos, pero luego un día, después de haber patinado durante años y haber ganado campeonatos y todo, me fui un día a correr olas y dije, ¿cómo había dejado de correr?

Recuperaste el feeling...
Sí, me fui a Cerro Azul, me paré en la tabla y dije ¡Manya! ¿Cómo he podido dejar de corre? Me hice esa pregunta y desde ese día corro todos los días, constantemente, y así ha sido mi vida desde los 16 años.

¿Entonces el lapso de tiempo en que dejaste de correr fue de 3 años?
Sí, de repente si hubiera seguido corriendo olas durante esos 3 años, ya habría sido campeón nacional o podría correr mejor, mi objetivo es ése y voy a conseguirlo, de hecho.

Cuéntame cómo fue tu reencuentro con el mar, porque si hubiera sido en Punta Roquitas quizá no hubiera sido tan mágico. Pero en Cerro Azul...
Me acuerdo clarito de ese día, alucina. Me fui a Cerro Azul con mis amigos en pleno invierno, con Peter, el campeón de Freestyle de bicicleta, y me metí pues a correr, con una tabla viejaza que encontré en mi casa por ahí, y me metí, me paré, avanzaba y avanzaba y pucha, la aluciné a forro, la aluciné bastante y decidí regresar al mar.

¿Tú crees que el entrenamiento en patinaje te haya servido para desarrollar tus habilidades en tabla?
De hecho, de hecho, tenía bastante físico y fuerza en las piernas porque patinaba todo el día, desde que salía de mi casa tempranito y llegaba a mi casa con los patines porque no me los había quitado en ningún momento, olvídate con las medias mojadas y todo, y pucha, eso me ayudó también a ser hábil, a tener más soltura, agilidad, cintura, y un montón de cosas pues.

Entonces en el 96 regresas con fuerza al surfing gracias a un buen día en Cerro Azul...
Sí, fue un regreso muy emotivo, me llegó bastante, hasta ahora lo recuerdo y todo eso. Era invierno y no había nadie. Éramos tres puntas, un venezolano que ahora patina en los X-Games, mi brother Peter y yo, estaba buenazo pero la tabla que tenía no era la más adecuada, era una tabla de foam reciclado que yo había dibujado con el estilo y todas las líneas de las tablas de Kelly Slater, y siempre usé esa tabla pero era malaza porque era un foam reciclado y yo no sabía aún qué tabla era la que me convenía, de hecho necesitaba otro estilo de tabla, ¿no? Pero pasó el tiempo y me conseguí una tabla buenaza.

¿Cómo llegaste a eso, hubo personas que te guiaran, aparte de tus amigos que practicaban deportes extremos? ¿Algunos tablistas?
Claro, primero me conseguí la tabla de un amigo, una Marbella californiana, y la tabla era increíble, era mágica en comparación con la tabla que yo tenía y esa tabla me ayudó bastante, esa tabla de hecho fue un salto para mí, pues me permitía hacer otras maniobras, yo también era recontra empeñoso pues, vivía en El Sol de la Molina y todos los días me iba del colegio y mis amigos que eran socios del Pacífico Sur me dejaban guardar mis cosas ahí, iba, sacaba mi tabla, mi wetsuit, y me iba a correr con ellos toda la tarde y luego regresaba a mi casa en El Sol de la Molina y llegaba de noche trapazo pero contento y era así pues, todos los días lo mismo porque sabía que tenía que recuperar el tiempo perdido y eso sólo podía conseguirlo corriendo tabla y corriendo más tabla.

¿Me puedes contar más sobre esa tabla, la Marbella, qué medidas tenía, qué estilo de tabla era?
Era un 5´10” round tail, con Astrodeck, y era una tabla mágica, con esa tabla corría La Pampilla bastante, pero antes La Pampilla se ponía mejor, de hecho. Un día la corrí perfecta, era un día clásico, con Augusto Villarán, Alvarito Malpartida y Gustavo Ormeño. Me acuerdo que era tempranito, éramos los 4 en el agua, había sol y estaba alineadito así que... no entraban las abiertas sino que... desde allá hasta allá overhead y... no parecía esa playa, parecía Caballeros cuando se pone bueno.

¿Y en algún momento empezaste a correr en el Sur?
Yo en verdad, no corría en el Sur mucho, porque corría solo con gente que corría en la Costa Verde. Yo he conocido el Sur recién a los 17 años, ya todos mis amigos conocía y yo recién empezaba a ir. Me acuerdo la primera vez que corrí Caballeros, mis amigos me llevaron y me pareció buenazo, pero buenazo-buenazo-buenazo. Y después también corrí El Silencio cuando tenía 17 años y siempre como que trataba de correr lo más que pueda y soñaba con romper y llegar a ser de los mejores y que me auspiciaran, siempre me acuerdo que tenía eso en la cabeza.

¿Conocías a Sofía Mulanovich?
Claro, yo era bien amigo de Sofía, desde chicos hemos parado juntos, nos hemos visto en la playa, yo iba a veces a su casa a dormir invitado por mi tío Herbert y siempre me quedaba a dormir en su casa y a ella la auspiciaba Billabong y yo le decía “¡Manya, qué chévere que te auspicien!” y ella me decía “Ya te va a llegar, ya, todo llega en su momento”, y me acuerdo clarito que siempre conversábamos de esas cosas. Y de ahí Sofi me dijo “¡Métete a un campeonato, pues!”, y eso fue cuando yo tenía 17 años y ella 14 o 15 y me decía “¡Métete a un campeonato, métete a un campeonato!” Y después de haber estado 1 año corriendo free surfing todos los días y ya pues, fuimos a un campeonato organizado por Sunset Beach, nos fuimos a un campeonato en Bermejo, en un bus que nos llevaba a todos, nos ponían carpas. Nunca he visto algo tan bacán que haya vuelto a hacerse en Bermejo, fue algo bien chévere. Bien organizado y eran carpas donde todo el mundo se quedaba ahí, y estaba el campeonato de tabla y al mismo tiempo un concierto con tabladillo, y te daban de comer, todo pues... Fuimos con Toto de Romaña y se hermana Andrea de Romaña, y con Sofía Mulanovich, yo, y montón de gente.

¿Qué tal estuvo Bermejo en ese campeonato?
Buenazo, yo había corrido Bermejo cuando vivía en Barranca y no había vuelto a ir hacía años, y cuando regresé estaba buenazo. Reventaba delante de la piedra, tubos, paredes largas, y era Junior y me acuerdo que en ese campeonato quedé quinto, llegué a competir a la Final entre 5 y eso me motivó a seguir corriendo pues...

Saboreaste lo que es un campeonato y llegar a la Final...
Claro, y así fui corriendo otros campeonatos y me fue yendo bien, ¿no? En Lima, en Trujillo, en todas partes. Al año siguiente corrí todos los Nacionales y como ya tenía 18 años entré a categoría Open. Corrí en Júnior 1 año y luego Open. Pero recuerdo que en Junior estaban todos los bravazos: corrían Javier Swayne, Gabriel Villarán, Toto de Romaña, éramos un montón y todos la rompían, ese año el campeonato fue reñidazo porque todos teníamos un buen nivel. Un día del verano de 1998 nos fuimos a un campeonato en Huanchaco, yo era Junior todavía y me tocó correr contra los más capos, y al final los comencé a eliminar a varios, comencé a ganarle a Villarán, a Javier, eliminé a varios, y como mi nombre es Salvador, me pusieron de chapa “Eliminador”.

¡Eliminador Voysest!
¡Jajajajaja!

¡Qué buena! ¿Y cómo te fue en ese campeonato?
En ese campeonato quedé quinto también, sí, todavía tenía 17 años y quedé quinto en la Categoría Junior. Ya en 1999 corrí todos los campeonatos de la categoría Open. Y lo bueno es que me comenzó a patrocinar la marca Dunkerfolk también me auspiciaba Héctor Albites, el que hace las tablas Blackwood y ya como que me daban la ropa , un poco de plata , para correr por ellos. Me acuerdo que en una fiesta vino Jorge Schiaffino y me dijo si corría por una marca, y le dije que si pero que ya se estaba acabando mi contrato, y me dijo si quería correr por Quicksilver, y bueno yo no sabia si me estaba bromeando o era en serio y la cosa es que yo le dije que claro que quería, como que yo no alucinaba, me quedé pensando y yo estaba en una época en la que iba a muchas fiestas y no corría mucho y en ese momento cuando el me dijo eso, pensé que tenia que ser igual que la imagen de la gente que estaba en el team en ese momento o sea Javier Villarán y ellos, tenia que dejar todo, estar mas tranquilo y estar mas dedicado a correr, disciplinarme y con esto mejore bastante, otro paso que fue muy increíble para mejorar fue trabajar con Muelas , me ayudo no sabes cuanto

¿Cómo conociste a Roberto Meza?
Empieza porque nos presenta Pepito, porque éramos patazas hasta ahora somos patas y parábamos de arriba a abajo y me lo presentó y como yo corría un montón con el, un día Javier tenia que ir a un campeonato y me dijeron que lo reemplazara como teacher y como tenia buen contacto con los chicos, le dijo después que me quedara entonces empecé a trabajar , y hicimos un equipo que en verdad hacíamos las cosas muy bien y bueno , la escuela empezó a crecer bastante, un años habían 30 alumnos al siguiente eran 80

Muchas personas piensan que de repente ser profesor de una escuela no ayuda mucho, porque en vez de estar corriendo tus olas están ayudando a otros y sería como un retroceso, pero tú dices que es bueno, ¿en que medida lo es?
De hecho es bueno porque te metes con los chicos y estás empujándolos, estás remando todo el tiempo, es súper bueno para tus músculos, ganas bastante físico, además también te agarras olas porque empujas a uno y empujas a otros pero igual agarras olas y cuando coges una ola mala te exiges más y cuando coges una buena ola ya es cuestión de correrla no más, te ayuda, estás además un montón de tiempo en el agua porque yo al menos enseño todos los días

¿Qué tal la relación con los chibolos?
Me parece que cada uno tiene su personalidad, son diferentes y hay que tratarlos de diferentes maneras, tienes que encontrar el camino para llegar a ellos, a veces es difícil, cuando a un chico se le mete algo en la cabeza tienes que convencerlo de algo y bueno generalmente me llevo muy bien con ellos, conversamos de todos los temas, los hacemos reír, hablamos de otras cosas en el agua para que no se asusten, para relajar el tema.

Ése es un fenómeno actual porque antes no existían las escuelas, había buenísimos tablistas como el gordo Barreda y muchos más pero ahora hay grandes grupos de chibolos que escuchan pautas, enseñanzas y trucos, ¿como ves el futuro de los tablistas ahora?
Yo creo que ahora se va para arriba, hemos quedado cuartos en el mundo y ahora en unos años se van a venir con fuerza, y cada escuela tiene sus valores, también en las escuelas hay muchísimas chicas, a veces más mujeres que hombres por el fenómeno de Sofía, ven que una chica la hace y se mandan pues.

Cuéntame tu amistad con Sofía.
La conozco desde antes que corriera, corríamos al costadito de su casa, corría toda cangreja.

Cómo que medio cangreja, brother...
Con las piernas bien separadas y agachada, me acuerdo que me quedaba en su casa a dormir y jugábamos con Matías que era un flaquito, jugábamos peleaditas en la alfombra y a Matías siempre lo veías volando, éramos un manchón de chibolos todos corriendo por la casa.

¿Y sabiendo siempre que al siguiente día iban a meterse al mar?
Claro, de hecho, siempre corríamos todos juntos

¿Llegaron a formar un team, con algún nombre ficticio o algo así como el Team Punta Hermosa o algo así, una cosa de chibolos?
No nunca, yo iba siempre cuando me iba a quedar a dormir ahí, iba con mi tío, me llevaba y la pasaba con ellos.

¿Tu centro de operaciones era Punta Hermosa?
Si , siempre paré ahí

¿Y corrías también en todas las playas de los alrededores de Punta Hermosa?
Si, corrí de chibolo ahí y después no regresé hasta después.

Bueno, comienzas en el Norte Chico, dejas la tabla un tiempo, empiezas con los campeonatos, conoces a Sofía, ¿y tus primeros viajes cómo fueron?
Mi primer viaje fue en 1998 con Karin Sierralta. Fuimos a El Salvador a una playa increíble, se llamaba La Libertad , una derecha buenaza, tubazo, y corrimos el campeonato y quedé tercero en Júnior. Eso me inspiro para seguir corriendo, la playa era buenaza, me gustaría volver, ese fue mi primer viaje fuera del Perú para correr tabla, después me he ido a Panamá para un campeonato latinoamericano, ya habían mas profesionales, a los 20 años me fue más o menos, quedé como en el puesto 20, había un montón de gente, gente más profesional.

Pero sabías que ya estabas alcanzando el nivel de ellos, ¿no?
Claro, de hecho ya estaba ahí , pero no tenía el mismo nivel que tengo ahora, pero mi meta de ir ahí era aprender y de hecho aprendí a correr mejor, regresé a Perú y corría mejor.

Cuando corres tablas seguido progresas un montón, ¿no?
Claro, lo bueno de correr olas más grandes es que mejoras el estilo, porque como la ola es perfecta te metes una maniobra y si la hiciste más o menos ya tratas de mejorar la próxima vez

¿Y en ese sentido qué playas han sido las que mas te han ayudado a mejorar tu estilo?
Yo pienso que como acá la mayoría de olas son izquierdas me ayudó muchísimo correr backside, y cuando tenía 16 años me quedé un montón de tiempo en Cerro Azul.

Cuando uno corre backside... no sé, los rollers son mas power , ¿cómo la ves tú?
A mí me encanta porque como que veo la ola y veo hacia arriba y cuando llego hasta arriba meto la cabeza hacia abajo, entro con más fuerza, como si hubiera metido un patadón y la haces y no lo puedes creer.

¿Y siguiendo con el tema de las tablas fuiste evolucionando con qué tablas?
Después comencé a correr para Rodolfo Klima y hasta ahora sigo corriendo con tablas Klímax, encontré mi modelo, ahora son un poco con los rieles para abajo, un poco más cuadrados y que sea más delgada; tengo una tabla que es buenaza, un poco viejita pero buenaza.

¿Más o menos cual es tu teoría con respecto a los diferentes tipos de tablas, porque escogiste un round pin?
Porque estaba corriendo con un squash pero el que hace Rodolfo es un poco ancho el tape entonces no me caminan esas tablas entonces comencé a probar otras cosas hasta que llegué al round pin, como que la tabla caía y era mas delgada y me funcionó buenísimo y ahora tengo una nueva que tengo que recoger , porque se viene un campeonato en Panamá y ojalá que pueda ir.

¿Quienes te auspician ahora?
Sigo corriendo por Quicksilver pero ahora corro por Quicksilver International, de Estados Unidos.

¿Qué tal es el apoyo de Quicksilver International?
Es buenísimo, mi contrato es por un año y me dan una mensualidad cada mes, y cada tres meses me llega una caja de ropa de diferentes cosas y aparte están los viajes y los campeonatos. Ellos pueden usar mis fotos y todo en revistas, yo mando las fotos y ellos hacen el arte, esas letras y colores que ponen, y los mandan.

¿Cuáles han sido las playas y tablistas que te hayan impresionado?
De tablistas he visto correr a Tom Curren que me impresionó, a Kelly Slater, Shane Dorian, esos son los que más me llamaban la atención, y ahora han salido nuevos, y de playas bueno, mi sueño es ir a Pipeline...

Estás buscando olas grandes...
Si, también Cabo Blanco, de chibolo pensaba si podría correr ahí. Hasta que te metes y te quedas impresionado, el Perú tiene un potencial de olas increíble, El Hueco, esa zona de Lobitos...

Yo viví en Lobitos dos años, alucina...
Es buenazo, hace poco me acuerdo que corrí Piscinas, fue una sesión de la que no me voy a olvidar nunca, entré a Lobitos y estaba más o meno y había su crowd, y luego nos estábamos yendo y vimos Piscinas buenazo, se puso, fuimos por unas galletas y volvimos, y habían unos patas en la arena, nos metimos y estaba excelente no había nadie era perfecto y corrimos un rato buenazo, la ola entraba al costadito de la piedra, y te parabas uno, dos piques, y la ola se ponía de un metro y medio y te metías unos rollers, habían tubos, salías corrías por la arena y te volvías a meter por la punta de nuevo...

Una maquina de diversión...
Así era, estábamos yo y la Urraca, solos, y estaba tan perfecto que corría sin pita y no se me iba la tabla.

Manya... ¿recuerdas hace cuánto tiempo fue?
Fue en la segunda semana de marzo, cuando reventó El Hueco, también corrí Órganos, buenazo...

Y Cabo Blanco, me habías contado que siempre habías querido correrlo hasta que por fin te metiste, ¿como fue eso?
Corrí en el 98 la primera vez, pero no lo corrí muy bien, había mucha gente y no me mandaba mucho, después corrí en el 2002 también mas o menos, unas crecidas pero no muy grandes, unos buenos tubos eso sí, y el año pasado en diciembre lo corrí bueno, me agarre un par buenas como de 2 metros y ahora este año me voy para allá, es que este verano ha estado medio apagado.

¿Dirías que ese pequeño circuito de Lobitos se a convertido en el nuevo epicentro del surf peruano?
Sí, la cosa es ir ahí en Septiembre, te quedas en un hotelito y corres buenazo.

¿Y que tan importante consideras que es el apoyo dentro del surf?
Considero que es súper importante, sobre todo por parte de las empresas privadas, creo que cada vez más empresas están apostando por nosotros, gracias a Sofía, a Gabriel Villarán a que haya un poco más de dinero en el país, eso está mejorando y ahora toman en cuenta que nosotros sí podemos, pero siento como que las empresas todavía no quieren soltarse tanto y ojalá que nos apoyen porque en serio hay talentos y que en todos los circuitos de otros países hay muchos talentos y aquí hay solo un talento que da la cara y hay otros que también pueden y así, saliendo, va a mejorar el futuro del surf

Y siguiendo con ese tema las otras potencias mundiales de este deporte si dan apoyo, ¿no? Los australianos, los hawaianos, en fin...
Si, claro dan bastante apoyo, hasta en Venezuela, dan plata para que viajen, ahorita en esta situación la federación no presta la ayuda suficiente, no veo un apoyo real. Ojalá que a la Fepta ingrese gente que en verdad tenga la tabla en el corazón y no solo sea porque quieren ser presidentes de la federación, ¿no?

¿Qué decisiones crees que se pueden tomar para estimular a la empresa peruana a que apoyen al deporte? Tenemos ya una campeona mundial, estamos cuartos en el mundo y bueno, el Perú es un país que tiene tanta importancia histórica en la tabla que habría que recuperar eso de alguna manera...
Claro, las empresas tienen que apoyarnos, yo estoy en conversaciones con unas empresas para que me auspicien, están interesados y yo escucho que a veces quieren entrar a la tabla en las escuelas, creo que es bueno y que hay que impulsar el deporte y aparte cada verano va a seguir creciendo. Imagínate lo que sería este país si todo el año fuera verano como en Ecuador, Panamá o Costa Rica, seria un deporte mucho más fuerte de lo que es ahora

Llendo por ese lado del desarrollo del deporte, en el Norte, quizá, por ahí se pueda ir, ¿no?
Claro expandir la cosa, pero también en el sur que no mucha gente, y hay buenas olas.

¿Conoces algunas?
No, he escuchado, he visto fotos, El Olón ... pero no he corrido, mas bien ojala que algún día podamos ir por ahí.

¡Claro! Bueno en la playa uno nota siempre que hay diferencias generacionales, tú perteneces a una generación muy joven, no tan joven pero más joven que otras, y de hecho corres a veces también con los Masters... de los tablistas de esas generaciones ¿quiénes te parecen notables como personas y tablistas?
De hecho Muelas, lo había visto en la televisión, súper amigo mío, a Magoo también, un súper tablista, uno de los mejores del Perú y donde voy siempre en cualquier país lo reconocen, El Chato Vinagre también, Piti también que es rápido, es buenísimo, y Chalo muy bueno también

Pero sin embargo hay una diferencia en el estilo, ustedes son más aéreos y acrobáticos...
De todas maneras hay una diferencia, cada generación va poniendo algo de lo suyo, antes eran tubos después ya venían con otras maniobras, reversa, aérea, y entonces cada generación pone algo de lo suyo y no sé donde vamos a terminar, y de todas maneras hay una diferencia, nuestra generación es bien rápida, fluida y se busca volar en las maniobras.

¿Y cuáles son las maniobras que más te ligan a ti y que más has desarrollado?
Bueno las que más me gustan son el backside, bajo desde el bottom, para hacer una buena maniobra, después los aéreos me encantan, los tubos me encantan también, pero en backside es tranca porque la mayoría son izquierdos y casi todos mis amigos son goofy y yo tengo que estar backside, agarro el riel, veo bastantes videos para ver como lo hacen e ir sacando.

¿Sigues los campeonatos mundiales, estás al tanto de que esta pasando en Teahupoo, en Fiji, en Jeffreys Bay y todo eso?
De todas maneras, entro a Internet y chequeo como le va a Sofía, a Gabriel, en qué campeonato van, veo el score...

Es bacán, además es una herramienta que antes no existía.
Claro, es locazo, pero sí, siempre lo veo, Sofía esta corriendo en Teahupoo, acaba de ganar había pasado a la tercera ronda iba a correr con otra chica más pero todavía no sé porque lo habían postergado por que no habían olas, creo.

Bueno, hablemos de La Herradura, ¿has corrido la Herradura?
Claro... la primera vez fue cuando estaba en 5to de media estaba grandazo, como que me dio miedo, no me metía y estaba por meterme, después en la noche me arrepentía y decía que al día siguiente tenía que correr como sea, me llevaron al colegio y en la puertita decía chau y me iba a La Herradura, no iba la colegio para nada, dejaba mi tabla en la casa de mis patas, la cosa es que voy, corro en La Herradura afanadazo, me metí y corrí hasta la hora del almuerzo, y cuando me fui a almorzar regresé a La Herradura y me encuentro con un pata y me dice, ¡Oe te a venido a buscar tu mamá! y yo ¡NOOOOO! Para colmo de piña, mi vieja había ido a pagar el colegio justo, y mi mama estaba preocupada, casi llorando, pensaba que me había pasado algo, y hasta que el chofer le dijo algo de La Herradura y ya pues me fue a buscar.

¿Olas más grandes?, ¿Pico Alto?
No he corrido, iba a correr, he estado adentro pero no he llegado a correr

¿Como es, ah?
Es gigante, iba a correr le sábado, me metí con Muelas, estaba con un longboard, estaba esperando un poco abierto y Tovar Cerruti se bajó un olón y me quede... y él la bajo mal y lo revolcó, le rompió la pita y estaba ahogándose, me pidió ayuda y se logro agarrar de mi tabla y salimos los dos remando en mi tabla.

Pucha esa onda de tener que sacar a alguien...
Sí bueno, todos los tablistas somos como salvavidas por naturaleza, y quiero correr en Pico Alto de hecho

¿Y qué ha sido lo más grande que has corrido?
Lo más grande que he corrido a sido El Colegio, en Iquique, corrí con Cacatúa un día como de cinco metros, sólido y unos olones...

¿Que tablas utilizaste?
Estaba con una 7´3, era maleado porque remabas y remabas y cuando te parabas la ola se armaba al toque y bajabas con una velocidad y la ola se ponía buenaza y de ahí ya se cerraba pero relajado, casi nunca te caían series encima, solo una vez que me cayó una serie encima que me revolcó un montón. Pensé seriamente si iba a volver a entrar, después de eso ya con mucho respeto.

¿Que tal el nivel de los locales en Chile?
No vi muchos, sólo un par, pero sé que son buenos, más que todo habían corchos pero corrían en la punta 1, solo había un argentino que corría ahí.

Ese es otro tema, ¿no? Los locales, ¿Te ha tocado encontrarte con locales que te hayan llamado la atención?
En el Perú si de hecho, en Máncora con Claudio Manrique, después los locales de acá de Lima, en Cerro Azul esta Edson Padilla, capo, de hecho va a correr bien porque tiene un buen backside.

Los locales tienen un marcado sentido de propiedad de ola, pero los del norte comparten, ¿no?
Si, son súper abiertos, además como siempre voy soy súper amigo de ellos y a veces les llevas cosas y te ven corriendo bien, además todos somos peruanos, ¿no?

¿Has corrido en Chicama?
Si, no muchas veces pero he corrido un par de veces buenazo, una vez lo corrí rapidazo, unos tubazos increíbles, después lo he corrido también el ante año pasado, pero normalmente me voy más a Pacasmayo, que siempre esta el doble.

Y bueno la otra pregunta era sobre el crowd, cada vez va aumentando y en verano vienen brasileños, argentinos. ¿Como manejas esta situación?
Bueno el crowd es algo que va a estar siempre allí, cada vez va a aumentar, yo entro con la mentalidad al agua de que estoy en un campeonato, tienes que saber manejarlo, no puedes ponerte pesado, además si te ven correr bien, que corres tus olitas, te respetan pues.

¿Y lanceadas que te hayan hecho?
Si de hecho a veces yo también lo hago, horrible, pero una vez que me acuerdo, se la voy a cobrar a ese tío... Al tío Felipe, en Cabo Blanco, me lanceó y ni la hizo, eso es lo que más me llegó, como no soy local ahí me tire una ola y cuando estaba en el tubo se me tiró adelante y me quitó el tubo, me cerró la ola.

Cuéntame un poco de tu escuela, ¿Desde cuando la abrieron, con quien trabajas?
Trabajo con Gabriel Aramburú desde Junio del año pasado.

¿El nombre de la escuela?
Surf School Perú, trabajo con Augusto Villarán y Gabriel, y tenemos varios auspiciadores como Sticky Bumps, Quiksilver, Ripley, Arnette, tenemos una camioneta donde recogemos a los chicos, tenemos dos niveles, principiantes e intermedios y los que son principiantes están conmigo, a mí me gusta enseñarles a ellos, me vacila, me da bastante satisfacción.

Y los que quisieran inscribirse en esta escuela a que teléfonos podrían llamar?
Bueno me pueden llamar a mi al 9506-6414, o el teléfono de Gabriel que es el 9792-1552, o nos pueden escribir por mail al surfschooolperu@hotmail.com

Bueno el apoyo que te puedan brindar tus familiares tus amigos es básico, y de tu familia desde el principio ¿Tu novia como te apoya?
Pucha me lleva a la playa a correr y todo, bien buena gente.

¿Te encera la tabla?
¡Jajaja! Le gusta ver como corro y también mi familia, mi mamá me apoya con todo, le agradezco mucho.

¿El nombre de tu madre?
Natalia Suárez, ¡besito! Ella me apoya bastante, con un poco de plata o algo para poder viajar

¿Te perdonó esa vez que fuiste a La Herradura?
Si claro, media surfer es, a mi mamá toda la vida le a encantado la playa, paraba con mis tíos, siempre le a gustado que yo corra...

¿Te gustaría mandarle saludos a alguien?
Por supuesto, saludos a Ñaño que fue quien me metió en esto, a Gabriel Aramburú, a Muelas y a los que siempre me apoyaron con consejos y a quienes considero súper amigos, a Sofía pues con ella aprendí mucho desde chicos, me apoyó y me dio buenos consejos, también a Dios porque si no fuera por el no tendría nada de lo que tengo.

Excelente hermano, muchas gracias por la entrevista.
Gracias a ti Óscar, chévere. Nos vemos en el Surf..

 

Cámaras en vivo / Reporte del Mar
Punta Rocas | San Bartolo | Señoritas

 

  Índice

Últimas Noticias
Entrevistas
Artículos
Industria
Nuestra Historia
Tabla de Mareas
Reporte del Mar
  Multimedia

Galería de Fotos
Videos
Juegos
Wallpapers
  Ranking

Ranking Nacional
ALAS
ASP
  Calendarios

Campeonato Nacional
ALAS Tour
ASP Men WCT
ASP Men QS
ASP Big Wave
ASP Junior
ASP Longboard
ASP Specialty
ASP Women WCT
ASP Women QS
ASP Women Junior
ASP Women Longboard
  Directorio

Directorio de Playas
Directorio de Tiendas
Directorio de Shapers
Directorio de Hoteles
Directorio de Restaurantes
Destacados
Links

 

© 2002-2015 | desarrollado por media improvement