Publicidad Corona

Legendario surfista George Downing muere a los 87 años

El emblemático big wave rider hawaiano tuvo una vida de surf exitosa además de sus contribuciones al deporte de las olas. En su visita al Perú en 1954, Downing dejó atónitos a los tablistas limeños con su tabla de madera balsa de una sola quilla.

  • Olas Peru
  • Archivo
  • 07/03/2018
  • 890

Nacido y criado en la isla de Oahu, Downing fue uno de los últimos chicos de la playa de Waikiki de antaño asesorados por el Duque Kahanamoku. Más tarde se convirtió en un mentor para generaciones de pescadores y luchó para proteger las costas de la erosión y el desarrollo. También fue uno de los primeros exploradores de surf, que encontró lugares sin precedentes en su mismo Hawaii, California y el Perú. 

Ganó concursos internacionales de surf, incluyendo la competencia internacional de surf Makaha en 1954, 1961 y 1965. También entrenó al equipo hawaiano en su victoria en el Campeonato Mundial de Surf de 1968.

En 1951, Downing se hizo conocido por cambiar las reglas del juego sobre las olas cuando creó la primera tabla de surf del mundo con una quilla extraíble.

Fundó su tienda de surf familiar en Kaimuki en la década de 1960 y en 2016, la Autoridad de Turismo de Hawaii presentó a Downing y al pescador de Makaha, Buffalo Keaulana, con Legacy Awards por todo lo que habían hecho para promover el deporte de los reyes en todo el mundo. También desde 1985, Downing fue el hombre que decidió que el "Eddie Big Wave Contest" se llevara a cabo en Waimea Bay.

El gran Goerge Downing dejó de existir el lunes mientras dormía  en su  casa, informó su hijo Keone Dowing a los medios locales. El pionero del surfing tenía 87 años. 

Tributos de todo el mundo han acudido en masa a Downing, quien será recordado como un pionero del surf y ambientalista. Mientras familiares cercanos y amigos dicen que será extrañado, su influencia seguirá viva.

 

LA VISITA DE GEORGE DOWNING AL PERÚ

Corría el verano de 1954 cuando el hawaiano George Downing visitó las rompientes peruanas. Los waikikianos, conscientes de fomentar la evolución de su deporte favorito, extendieron una carta al The Outrigger Canoe Club de Hawái pidiendo que enviaran al Perú a su mejor exponente, para que se convirtiera en su instructor. En ese entonces, Downing acababa de ganar un importante torneo en la playa Makaha, y fue elegido unánimemente por los miembros del outrigger para representar a los hawaianos en el Perú. Hasta el día de hoy, los tablistas de esa época recuerdan con admiración las audaces maniobras de Downing quien, equipado con una ligera tabla de madera balsa forrada en fibra de vidrio, bajaba las olas de Kon-Tiki con tanta facilidad como velocidad.

Desde que llegó al Perú, Downing se pasaba hora tras hora metido en el mar de Miraflores, sacándole el jugo a las olas que reventaban quinientos metros mar adentro, y desplegando todo el arsenal de maniobras que hasta entonces era posible hacer sobre una liviana tabla de madera balsa. Para empezar, Downing inauguró ante los ojos de los waikikianos lo que resulta ser el fundamento de la tabla moderna: correr sesgando las olas. Los tablistas peruanos miraban estupefactos la facilidad con que Downing bajaba por los tumbos de Miraflores y, a diferencia de los waikikianos que generalmente corrían la ola de frente, se inclinaba a un lado y al otro para correr paralelo a la ola, logrando esbozar sobre el lomo de la misma maniobras que entonces ni siquiera habían pasado por la imaginación de los muchachones miraflorinos.

Ocurría que la tabla de Downing, además de estar hecha con madera balsa, estaba equipada con una quilla que le permitía dibujar estas maniobras. Los waikikianos no creían lo que estaban viendo. Despojado de unos sesenta kilos de lastre, Downing hacía lo que quería con su liviana tabla; las subidas y bajadas, además de las agresivas quebradas estuvieron a la orden del día, y los waikikianos tenían la impresión de estar contemplando un deporte completamente distinto al que por entonces ellos habían practicado. En la orilla, Guillermo “Pancho” Wiese, esperó a que Downing saliera para pedirle prestada su tabla, e iluminado por los últimos resplandores de la puesta de sol, se internó mar adentro, dispuesto a vencer de una vez por todas a las descomunales olas que se habían convertido en leyenda.

Unos meses después, gracias al lote de 10 tablas Hobie que Eduardo Arena trajera de California en barco en el invierno de 1954, las tablas de madera balsa con quilla empezaron a proliferar, mientras las pesadas tablas de cedro eran desplazadas al desván de los recuerdos. Sin embargo, los aportes de Downing no se limitaron a esto. El hawaiano enseñó a los waikikianos las diferentes modalidades de competencias que se acostumbraba hacer en Hawaii. Es así como los nuestros supieron de las extensas remadas de resistencia, las carreras de postas y las carreras de velocidad. Gracias a estos nuevos conocimientos, generosamente impartidos por el campeón hawaiano, se dieron las condiciones necesarias para que se celebraran en 1954 los primeros campeonatos de tabla y al año siguiente, en 1955, el primer campeonato nacional.

ALOHA George Downing! 

 

 

Compartir en:


Olas Perú

Olas Perú

Somos un medio web que tiene la responsabilidad de mantener informados a nuestros usuarios con lo último del acontecer en el surf a nivel local y nivel internacional. Para ello gestionamos publicaciones interesantes acompañadas de fotos y videos con la intención de informar lo mejor posible y con atractivo visual cada detalle relevante que ocurra en el deporte del surf.


La Milonga del Santito
Wetsuits Boz
Banner Klimax
Publicidad Boardshorts

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter