Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Mira nuestros videos en YouTube Síguenos en Instagram
Artículos  

Surf y Política
Autor: Nino Lauro

Hasta el día de hoy, y no tengo pocos años ni como ser humano ni como tablista, no he conocido ningún surfer que manifieste abiertamente que le gusta la política. Los he escuchado decir que la política es sucia, que corrompe, que no les interesa, etc., etc., pero nunca jamás que les interesa, mucho menos que les gusta.

Aún hoy, que estamos pasando por un proceso electoral y hemos podido apreciar carteles con lemas como "un tablista al congreso" con el loguito de Christian Surfers en forma muy poco casual colocado a manera de marca sobre la tabla, o que tenemos a un shaper lanzándose como candidato al congreso de la República, estoy seguro que no encontraremos surfers dispuestos a aceptar que les interesa, les gusta o que están metidos en política.

Sin embargo, la verdad de las cosas es que la política atraviesa todos los senderos que recorren nuestras vidas, sin descuidar ninguno, ni siquiera el sexo y mucho menos el surf.

El surf depende de la política de los estados, de cada uno de ellos, de la geopolítica y de la globalización, así como el mundo de la tabla tiene sus propias reglas políticas, su propia geopolítica y sus propias guerras, o por lo menos, luchas por el poder.

Tratemos de analizar rápidamente algunas de estas posibilidades.

¿Qué surfer no se ha visto afectado por prohibiciones para acceder a las playas? La verdad es que desde hace un tiempo la proliferación de playas privadas es impresionante. Pareciera que el sueño de la playa propia ha invadido nuestro país y que cada peruano debe tener una casa en alguna "playa privada" para ser considerado "alguien". Podríamos decir que en el Perú, el Estado y las leyes que lo amparan, permiten la creación de playas privadas. A diferencia, por ejemplo, de lo que sucede en nuestro vecino del sur, donde no tengo conocimiento de playas privadas y más bien me parece que hacen un gran esfuerzo por mantenerlas como espacios públicos. Bueno, entonces al hablar de playas estamos refiriéndonos a "espacios públicos" y esto es parte importante de la política de un estado.

El asunto es que hoy en día la política de nuestro país relativa a los espacios públicos afecta tremendamente a los surfers, quienes no podemos entrar libremente a muchísimas playas en las que hay olas adecuadas para la práctica de nuestro deporte y que durante años hemos frecuentado; en algunos casos (Asia, Señoritas, etc.) no podemos hacer eventos porque los propietarios de las casas cercanas reclaman derechos territoriales sobre la playa y como si fuera poco ni siquiera podemos transitar libremente por las diferentes playas de nuestro litoral, especialmente en los veranos. Sin contar los innumerables atentados contra algunas de nuestras rompientes favoritas como Cabo Blanco, El Huayco y La Herradura, entre otras. Esto además es increíble, pues resulta que contamos con una de las únicas leyes en el mundo sobre protección de rompientes, sin embargo no está reglamentada y no se aplica, quizás justamente porque ningún surfer desea meterse en política.

Tan solo mencionar el Huayco y La Herradura me trae inmediatamente a la mente el caso de la contaminación. Me refiero en primer lugar a la contaminación de las riquísimas aguas del Mar Territorial Peruano, pero también a la contaminación de todo el Océano Pacífico. Hace algo más de un año, un buen amigo enviaba correos anunciando que se había interpuesto una denuncia ante DIGESA contra el Alcalde de San Bartolo, por las aguas servidas que salían directamente a la playa El Huayco. Si bien la iniciativa me pareció digna de elogio, hacía para mi mismo la siguiente reflexión: en San Bartolo no hay más de 5,000 habitantes, muchos de los cuales no tienen desagüe, en los veranos la población llega a unas 12,000 personas y el desagüe más grande es el que sale a la bellísima playa sur. Al Huayco no sale más del 30% de volumen total de desagües del balneario. Permítanme simplificar un poco y decir que el desagüe que salía al Huayco no servía a más de 1,000 personas en invierno y a no más de 4,000 en verano. Lima tiene cerca de 8 millones de habitantes y es servida por dos colectores gigantescos, uno sale al norte y otro en La Chira. Este último es el más grande de la ciudad, no sé cuál será el porcentaje real, pero supongamos que abarca el 60% de los desagües de Lima. Esto quiere decir que congrega los desagües de 4.8 millones de habitantes, millones y millones de mojones que salen a nuestro mar territorial justo a unos pasos de una de nuestras playas favoritas. ¿Qué son los mil mojoncitos del Huayco contra las cantidades navegables de caca que salen por el colector de La Chira?

Sin embargo nadie ha interpuesto ninguna denuncia contra DIGESA que permite esto, ni contra el alcalde de Lima que le permite a DIGESA que lo permita, ni contra el Ministro de Salud que permite que el Alcalde permita a DIGESA que lo permita, ni contra el Presidente de la República por permitir que el Ministro permita que el alcalde permita que DIGESA permita. En fin, es la cadena de siempre y en este caso no podemos pedirle a los millones de limeños que dejen de hacer caca para no contaminar.

Que se trata de un tema político (justo cuando hablábamos de que la política es sucia, esto cae de perillas!) parece a todas luces claro. Sin embargo, para confirmarlo, les tengo otro dato interesante. Existe un proyecto llamado Mesías y financiado por los japoneses, que trae una parte considerable de los desagües que salen a La Chira a las denominadas "pampas de San Bartolo". Las aguas derivadas hacia este proyecto serían tratadas y podrían ser utilizadas como aguas de regadío, lo cual nos permitiría, quizás, tener unos balnearios del sur un poco más verdes. Un pequeño remanente de aguas ya tratadas, sería derivado hacia las postrimerías del río Lurín. Bueno, aunque ustedes no lo crean, este proyecto listo para funcionar no se utiliza, por quién sabe qué motivos. Es posible que los motivos que impiden que el Proyecto Mesías se utilice sean económicos, sin embargo las decisiones que permitirían desbloquear la situación a nuestro favor, a favor de aguas limpias en nuestro océano, son eminentemente políticas.

Bueno y hasta aquí he hablado solo del ámbito local, lo primero que me salta a la mente para introducir el tema de la geopolítica, es el tristemente recordado caso del Atolón de Mururoa. Resulta que nuestros buenos amigos franceses querían hacer experimentos con sus bombas atómicas y claro no podían perturbar la tranquilidad de miles de franceses que se soleaban en Mallorca o en Montecarlo, de Zinedine Zidane o de Platiní y por lo tanto decidieron hacer sus explosiones en pleno Océano Pacífico. Claro que el pobre Océano Pacífico, que no había hecho nada y tuvo que aguantarse los bombazos, sufrió una tremenda contaminación radioactiva. Pero en esos años, para la política francesa y para la política internacional eso estaba OK.

Después de una de estas explosiones, nuestras costas se llenaron de unos cangrejos extrañísimos a los que la gente apodó como "los invasores". Recuerdo haber ido de campamento a Bermejo con mis amigos, las olas estaban buenazas y el agua estaba rellena de estos cangrejos, mientras que la orilla era un inmenso cementerio de invasores que llegaban allí para morir.

Hemos hablado entonces de cómo la política afecta directa o indirectamente la práctica de nuestro deporte favorito y valdría la pena pensar si de alguna forma podríamos intervenir para cambiar las cosas o por lo menos para defendernos.

Australia con 20 campeones mundiales a nivel amateur y profesional y 7 veces campeón mundial por equipos es la "Super Potencia" del surf a nivel mundial. Es para el mundo del surf lo que los USA son para nuestro planeta. Ellos quieren regir nuestro deporte en el mundo, quieren decidir quién sabe de surf y quién no sabe, quién puede dar clases de surf y quién no, etc. Claro que para hacerlo tienen sus buenos arreglos políticos con los demás países anglosajones como USA, África del Sur, Nueva Zelanda, Reino Unido, etc., y los latinoamericanos hemos sido siempre como los familiares pobres a los cuales se deslumbra con facilidad. Lógicamente tienen el capital necesario para ser la superpotencia y la verdad es que son bastante nacionalistas y defienden sus triunfos con los dientes.

Sus directivos son personas muy preparadas, en temas de surf claro está, normalmente hablan única y exclusivamente inglés y desconocen otras lenguas. Su inglés, según los entendidos, es particular, utilizan frecuentemente la interjección "myte" así como los peruanos utilizamos el "pe". En fin, para nosotros no es nada extraño pues hemos gozado al chinito y al cholito que hacían estragos del idioma de Cervantes y de Vallejo.

La ISA (International Surfing Association) tiene 50 países miembros de los cuales, en 15 se habla español en otros 15 se habla ingles, en 7 francés y en 13 otros idiomas. Sin embargo, a pesar de que el 30% de los países miembros es de habla hispana, exactamente igual que los países de habla inglesa, todos los reglamentos, cursos, etc., etc., son en inglés, no he visto nunca un reglamento en español. Quizás si fuéramos potencia o participáramos un poco más en la política internacional del surf, podríamos ofrecerles reglamentos en español a nuestros competidores.

Brasil es la superpotencia de América del Sur y por lo tanto trata de aprovechar este pedazo del planeta que los Australianos les han dejado por años. Brasil trata de regir el surf en América Latina a través de la organización de surf profesional conocida como ASP South America (Association of Surfing Professionals). Lo interesante del caso es que ASP South America tiene y ha tenido su sede siempre en Brasil, hoy en día sus eventos son única y exclusivamente en Brasil, salvo raras excepciones, el personal técnico es de Brasil, etc., etc. Últimamente han anunciado que nombrarán un Campeón Suramericano profesional, lo cual me parece muy interesante, lo extraño es que los eventos válidos para nombrar a este campeón son solo en Brasil. En fin, quizás gane un Venezolano o un Peruano y yo estoy pensando antes de tiempo. ¿Ustedes qué opinan?

Las luchas por el poder en este mundo del surf son despiadadas como en el mundo globalizado. Cada vez que hay elecciones en alguno de los organismos rectores del surf se forman bloques, se prometen cosas, se hacen lobbys, se gasta dinero, etc., etc., exactamente igual que en una elección de representantes políticos de cualquier país.

Ahora bien, si hasta aquí ha quedado claro que la política atraviesa la vida del surf por varios flancos, me saltan a la mente algunas preguntas: ¿Dejaremos que nos sigan prohibiendo entrar a las playas? ¿Dejaremos que sigan destruyendo nuestras rompientes? O decidiremos participar en política para defender nuestros intereses! O quizás seremos más activos como miembros de la sociedad civil y nos organizaremos para defender nuestros intereses! ¿Dejaremos que Australia siga siendo la superpotencia que nos dice qué hacer y cómo hacerlo? O nuestros dirigentes optarán por participar activamente de la política mundial del surf y tratarán de defender los intereses de nuestros deportistas de élite!

Estoy seguro que el tema es complejo y hay mucho más por decir aún, ojalá que del debate alturado salgan las decisiones correctas para todos.

 

Cámaras en vivo / Reporte del Mar
Punta Rocas | Señoritas | San Bartolo

 

  Índice

Últimas Noticias
Entrevistas
Artículos
Industria
Nuestra Historia
Tabla de Mareas
Reporte del Mar
  Multimedia

Galería de Fotos
Videos
Juegos
Wallpapers
  Ranking

Ranking Nacional
ALAS
ASP
  Calendarios

Campeonato Nacional
ALAS Tour
ASP Men WCT
ASP Men QS
ASP Big Wave
ASP Junior
ASP Longboard
ASP Specialty
ASP Women WCT
ASP Women QS
ASP Women Junior
ASP Women Longboard
  Directorio

Directorio de Playas
Directorio de Tiendas
Directorio de Shapers
Directorio de Hoteles
Directorio de Restaurantes
Destacados
Links

 

© 2002-2015 | desarrollado por media improvement