Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Mira nuestros videos en YouTube Síguenos en Instagram
Artículos  

Anatomía de una Tabla de Surf

Para un surfer es básico el conocer el porqué de las formas de una tabla de surf para así saber cual se adapta mejor a sus necesidades y al tipo de olas. En esta guía encontrarás información útil sobre los puntos claves de una tabla, así como los pros y contras de las distintas formas que se pueden encontrar.

Medidas de las tablas de surf

El primer paso y el más básico es saber de que manera se miden las tablas de surf. Como invento norteamericano que es las medidas de las tablas de surf se expresan en el sistema métrico anglosajón, es decir, en pies y en pulgadas. La conversión a nuestro sistema métrico sería el siguiente: 1 pie = 30,6 cm, 1 pulgada = 23 mm. De esta manera si decimos que nuestra tabla es una 6’2” estaremos diciendo que su longitud es de 1,88 m.

Longitud

Es la dimensión de la tabla desde la punta hasta la cola medida en pies a lo largo del alma (refuerzo de madera que recorre la tabla de arriba a bajo).
La elección de la longitud de la tabla irá en función de la altura, peso del surfero y del tipo de olas que se van a surfear:

Altura: una medida estándar adecuada a cada surfero es que la tabla le sobrepase un palmo a su altura, sin embargo esto es una regla general ya que un principiante debe decantarse por una tabla más grande y hay expertos que se desenvuelven mejor con medidas inferiores a su tamaño.

Peso: cuanto más pesado seamos necesitaremos una tabla más grande y por lo tanto con más volumen que incremente la flotabilidad.

Tipo de ola:
• Ola grade: aumentaremos la longitud de la tabla, y con ello la superficie de deslizamiento y su volumen, esto nos facilitará el take off y el planeo, conseguiremos más rapidez e inercia para pasar mejor secciones de la ola, incluso con irregularidades, iremos con más estabilidad, por otro lado sacrificamos maniobrabilidad, que pasa a un segundo plano en ola grande.
• Ola pequeña: aquí la maniobrabilidad es básica y por ello buscaremos una tabla más pequeña para poder exprimir al máximo las posibilidades que nos ofrece la ola.


Anchura

Es la medida de la tabla de canto a canto en la punta, centro y cola, expresada normalmente en pulgadas (1 pulgada = 23 mm).

Punta. Son las primeras 12 pulgadas de la tabla. Si aumentamos la anchura de la punta nos resultará especialmente útil al remar la ola ya que podremos adelantarnos más en la tabla y al poner más peso en la punta forzaremos más la bajada de la ola.

Centro. En este punto podemos localizar la máxima anchura de la tabla justo en el centro de esta, adelantada o retrasada. Si localizamos el punto de máxima anchura adelantado respecto al centro aumentamos la estabilidad e inercia y reducimos la curva trasera, diseño para ola grande. Si lo retrasamos conseguimos más flotabilidad y curva en la cola y así aumentamos la maniobrabilidad, diseño para ola pequeña.

Cola. Son las últimas 12 pulgadas de la tabla.

Si aumentamos la anchura en cola conseguimos más flotabilidad y velocidad (muy de agradecer en ola fofa) pero más difícil será girar clavando el canto y a medida que la ola sea más grande la tabla será más inestable.

Si reducimos la anchura en cola se rompen el flujo de agua al reducirse la curva natural del contorno, esto hace la tabla más inestable pero más receptiva a giros forzados. Hay dos ideas para reducir la anchura a la altura de las quillas laterales de manera más o menos pronunciada:

• Winger. Es una creación de Terry Fitzgerald en 1971 (Australia), consiste en un corte en la progresión del canto de la cola en forma de escalónes. Es un diseño válido para ola pequeña ya que la tabla va a tener un comportamiento más irregular pero que va a porporcionar unos giros más vivos.

• Bumps. En este caso se atenúa más o menos la curva del contorno en la cola. El cambio es más progresivo que en los winger, por lo que no rompen tanto el flujo de agua y hacen la tabla más estable.

Grosor

Aumentar el grosor de la tabla supone un aumento de volumen, con esta flotabilidad añadida remaremos mejor, aceleraremos antes y tendremos más inercia, sin embargo perdemos cierto feeling al estar más separados de la superficie del agua y ser la tabla más pesada, y a su vez tendremos que hacer los giros más en plano ya que se dificultan los giros sobre los cantos.

Con una tabla más fina y por lo tanto más ligera tenemos más "tacto" de la ola y nos permitirá clavar bien el canto a la hora de girar, sin embargo tendremos que botar más la tabla si la ola no tiene la suficiente potencia.

Una solución intermedia es incrementar el volumen longitudinalmente a lo largo del alma pero no en los cantos permitiendo que estos sean más afilados, de esta manera conciliamos los beneficios del volumen con unos cantos que penetren mejor en la ola.

Una distribución del volumen interesante para ola pequeña y sin fuerza es incrementar el volumen en la cola, así retrasamos el centro de gravedad y aligeramos la punta, pudiendo colocarnos más atrás en la tabla y ganar maniobrabilidad. El diseño inverso para ola grande.

Rocker

Es la curva de la tabla desde la punta hasta la cola vista desde el lado. Quizás sea el factor más importante en el diseño ya que controla la corriente de agua desde que entra hasta que sale.

Cuanto más curva tengamos más fáciles serán los giros canteando y será menos probable que se clave la tabla, sin embargo este incremento de curva genera una resistencia en el agua que hace que la tabla sea más lenta. Las curvas más pronunciadas son aptas para olas grandes, donde la resistencia que ofrece la tabla se contrarresta con la potencia que tiene la ola. En este tipo de olas debemos ir seguros, que no vamos a clavar y que los giros como en el bottom turn van a ser más fáciles.

Si la curva tiende a ser más plana mejor deslizamiento tendremos y al haber menos resistencia y por lo tanto iremos más rápido, esto es apto para ola fofa donde necesitamos que la poca potencia que tenga encuentre la menor resistencia en el fondo de la tabla y se transforme en velocidad con la menor dificultad. Por otro lado hay que emplear más fuerza para girar canteando.

Cantos

Es el filo de la tabla donde se encuentran la cara de abajo con la de arriba.
Dependiendo de cómo sea el canto obtendremos más o menos penetración en la pared de la ola.

A más penetración de la tabla en la ola más estabilidad habrá, pero habrá un mayor rozamiento que nos repercute en una pérdida de velocidad. Esta mayor penetración la buscaremos en diseños de tabla para ola grande. Para ola pequeña nos interesa sacarle la mayor velocidad a la ola y por lo tanto que se nos clave lo menos posible.

¿Cómo conseguimos que la tabla se clave más o menos en la ola? Conjugando dos factores: La dureza y el grosor

Dureza:

Un canto duro es anguloso en la parte de abajo y crea mayor separación entre la tabla y la pared de la ola, esto nos proporciona más velocidad y nervio ya que es como si la ola expulsara la tabla, aún así el agarre existe y este nos permite un surf más eléctrico.

Un canto blando presenta una forma redondeada que penetra con menor dificultad en la ola. La estabilidad será mayor y la tabla al girar estará más contenida en los giros.

La tabla tendrá en la punta el canto blando para evitar que se clave y en la cola el canto será duro para facilitar los giros donde el agarre nos lo proporcionan las quillas. La unión entre cantos duros y blandos se produce en el centro y esta es progresiva. Según para que esté diseñada la tabla así predominará en esta unión progresiva un canto duro (ola pequeña) o blando (ola grande).

Grosor:

Cuanto más grosor tenga el canto de la tabla mayor superficie de rozamiento, menor penetración en la ola y menor velocidad. Esto es un elemento a conjugar en tablas de olas grandes (volumen adelantado) y de olas pequeñas (volumen atrasado).

Cola

Son las 12 últimas pulgadas de la tabla. La forma de esta puede variar desde la cuadrada hasta la pintail.

Cuadrada. Este tipo de cola es la que más flotabilidad proporciona y es la que se suele usar para ola pequeña. Los giros con esta cola son más forzados.

Squash. Es una modificación de la cola cuadrada con las puntas redondeadas para combinar la flotabilidad de la cuadrada con la sensibilidad de la pintail.

Redonda. La forma de esta cola es de semicírculo, se puede decir que es el diseño neutral, no teniendo toda la sensibilidad de la pintail ni las aristas de la cuadrada para los giros forzados.

Cola de golonfrina. En esta la superficie aumenta tanto como en la cuadrada y además el agarre es mayor.

Pintail. La forma de la popa es en punta, esta nos proporciona un buen agarre, gran estabilidad y sensibilidad lo que hace que sea la popa ideal para olas huecas.

Fondo de la tabla

Es la parte de abajo de la tabla, es decir la superficie que roza con el agua. Probablemente nos encontremos con pocas tablas con la parte de abajo completamente plana y si damos con alguna seguro que se trata de una tabla de iniciación. Las formas que nos podemos encontrar en el fondo son:

En V. En este caso el centro de la tabla a lo largo del alma (o stringer) es más profundo que en los cantos. Esto facilita la transición de canto a canto pero perjudica el planeo y ralentiza la tabla.

Canales. Creados por Jim Pollard en 1970 en Australia. Son unos surcos paralelos a lo largo del alma en la parte trasera de la tabla. El efecto de los canales es de encarrilar la tabla, se aumenta el agarre y se endurecen los giros. Son realmente efectivos cuando la ola es glassy ya que en choppy su funcionamiento es irregular.

Cóncavos. Es una ligera cavidad a lo largo de la tabla. Si es uni-cóncavo esta va de canto a canto y si son varios son como los canales pero más suaves y abiertos. Se suelen colocar en la cola. Se usan para aumentar la estabilidad y velocidad.

Quillas

Las quillas son como pequeños timones de las tablas que le van a proporcionar control, agarre y dirección.

El número de quillas habitual es tres (thruster o trifin), fue creado por Simon Anderson en 1980 en Australia, donde las dos primeras se colocan adelantadas y simétricamente cerca de cada canto y presentan cierto ángulo respecto al alma lo que aumenta la maniobrabilidad y la tercera va centrada atrás.

También puede verse el Twinfin, invento atribuido a Mark Richards, en el cual la quilla trasera desaparece, esto hace que la tabla sea un poco más rápida y suelta pero por otro lado perdemos control y por ello no se usa en olas con fuerza o grandes.

En cuanto a los tipos de quillas hay dos. Estan las quillas fijas que se encuentran unidas a la tabla con fibra de vidrio y resina de poliester, lo que hace que no se puedan separar de la tabla a no ser que tengan un golpe. Por otro lado estan las quillas desmontables que están ganando terreno de manera importate gracias a su versatilidad, pues permiten quitarlas y ponerlas mediante unos pequeños tornillos y así cambiar el tipo de quillas según las necesidades del surfer.

 

 

Cámaras en vivo / Reporte del Mar
San Bartolo | Punta Rocas | Señoritas

 

  Índice

Últimas Noticias
Entrevistas
Artículos
Industria
Nuestra Historia
Tabla de Mareas
Reporte del Mar
  Multimedia

Galería de Fotos
Videos
Juegos
Wallpapers
  Ranking

Ranking Nacional
ALAS
ASP
  Calendarios

Campeonato Nacional
ALAS Tour
ASP Men WCT
ASP Men QS
ASP Big Wave
ASP Junior
ASP Longboard
ASP Specialty
ASP Women WCT
ASP Women QS
ASP Women Junior
ASP Women Longboard
  Directorio

Directorio de Playas
Directorio de Tiendas
Directorio de Shapers
Directorio de Hoteles
Directorio de Restaurantes
Destacados
Links

 

© 2002-2015 | desarrollado por media improvement